null: nullpx
Logo image
Vix

Una extraña tortuga que parece dinosaurio reapareció después de 30 años de creerse extinta

Publicado 18 Sep 2020 – 03:03 PM EDT | Actualizado 18 Sep 2020 – 03:03 PM EDT
Reacciona
Comparte

La tortuga caimán es un extraño espécimen en peligro de extinción que aparece cada vez menos, pero en los últimos años han registrado avistamientos en diferentes lugares e identificaron nuevas especies.

La tortuga caimán, clasificada científicamente como Macrochelys temminckii, es una especie endémica de Norteamérica y se caracteriza por tener un aspecto de reptil prehistórico.

Es la tortuga más grande de la región, pues llega a pesar hasta 90 kilogramos, a medir hasta 70 centímetros y pueden vivir más de 100 años.

La tortuga fue introducida a la lista roja de especies en peligro de extinción en la década de los 90, después de no avistar ningún ejemplar en la naturaleza desde 1984.

En 2014, fue encontrada una tortuga caimán en el río Suwanne, en Florida. Los investigadores creyeron que se trataba de una Macrochelys temminckii; sin embargo, determinaron que era una subespecie, a la cual nombraron Macrochelys suwanniensis.

Asimismo, fue descubierta otra especie de tortuga caimán que vive en los ríos de Florida, Georgia y Alabama, que fue clasificada como Macrochelys apalachicolae.

También en 2014, investigadores de la Universidad de Illinois depositaron 90 tortugas en un criadero en el río Clear Creek, las cuales tenían un dispositivo para monitorear su vida.

Cuatro años después, el herpetólogo Chris Phillips regresó al río Clear Creek para revisar a las tortugas del criadero y, durante su expedición, encontró un espécimen de tortuga caimán salvaje después de 30 años sin aparecer en la naturaleza.

El científico realizó pruebas de ADN de la tortuga y descubrió que tenía menos de 18 años, por lo que era un animal joven. No tenían la certeza de que fuera la única tortuga de su familia o de que existiera una comunidad.

La tortuga de Illinois fue equipada con un transmisor antes de regresar a su hábitat natural, pero se apagó, por lo que los científicos no pudieron registrar su actividad y volverla a encontrar podría tomar dos décadas.

El animal del río Clear Creek no es el único avistamiento de tortugas caimán; en junio de 2020, apareció una tortuga en el condado de Fairfax, Virginia.

La tortuga de casi 30 kilos fue rescatada por la policía del condado y el Departamento de Caza y Pesca del Estado de Virginia, quienes la nombraron Lord Fairfax.

De acuerdo con información del departamento que la rescató, es probable que la tortuga fuera adoptada en la década de los 70 y fue liberada años más tarde, cuando se convirtió en un animal gigante.

La tortuga fue trasladada al Zoológico de Virginia, lugar que será su nuevo hogar. Al igual que la tortuga de Illinois, no registraron otros miembros de su familia.

Semanas más tarde, una nueva tortuga caimán fue detectada en Florida. Se trataba de una tortuga de Suwanee, la subespecie detectada en 2014; tiempo después, fueron capturados una hembra y un macho en un arroyo de aguas residuales.

This week our biologists were out checking traps set for the Suwannee alligator snapping turtle, Macrochelys...

Posted by FWC Fish and Wildlife Research Institute on Friday, August 21, 2020

Las tortugas fueron rescatadas por del Instituto de Pesca y Vida Salvaje de Florida, pero https://www.facebook.com/FWCResearch/posts/4016577015025001">comentaron que se trataba de un hallazgo inusual porque el arroyo de aguas negras es un lugar con baja productividad biológica.

Al ser un animal tan grande, la tortuga caimán no tiene depredadores en la naturaleza; sin embargo, su amenaza es la caza humana y el comercio ilegal.

En las últimas dos décadas, surgieron leyes de protección para la tortuga, pero sus avistamientos recientes no significan que dejó de ser una especie en peligro de extinción.

No te pierdas:

Reacciona
Comparte