null: nullpx
Logo image
Vix

Un cocodrilo del tamaño de un autobús habitó la Tierra hace millones de años: comía dinosaurios

Publicado 12 Ago 2020 – 02:11 PM EDT | Actualizado 12 Ago 2020 – 02:11 PM EDT
Reacciona
Comparte

Paleontólogos descubrieron fósiles de un cocodrilo que habitó hace millones de años y que, probablemente, era el terror de varias especies de dinosaurios.

Los cocodrilos de la actualidad son nombrados, de manera equivocada, fósiles vivientes porque los reptiles son una de las especies más antiguas del planeta.

Aunque tienen parientes muy viejos, los cocodrilos no siempre tuvieron la misma forma y, al igual que otros animales, tuvieron que pasar por un proceso evolutivo de millones de años.

Hallazgos previos han demostrado que una especie de cocodrilo era bípeda y convivió con los dinosaurios; sin embargo, una nueva investigación apunta que una nueva especie identificada era el terror del Periodo Cretácico.

Desde hace algunos años, fueron encontrados fósiles de un cocodrilo llamado Deinosuchus, cuyo nombre significa cocodrilo del terror.

Hasta hace poco, no se tenían datos suficientes para describir al animal, pero una investigación que inició en 2018 reveló que la especie tenía tres subgéneros: Deinosuchus hatcheri, riograndensis y schwimmeri.

Los cocodrilos vivieron en los ríos de América del Norte en un periodo de hace 75 a 82 millones de años y fueron criaturas de hasta 10 metros con dientes del tamaño de un plátano.

De acuerdo con la investigación, el cocodrilo tenía el tamaño y la fuerza para devorar a los dinosaurios más feroces de su época. Es por eso que se le dio el nombre de cocodrilo de terror.

«Deinosuchus era un gigante que debe haber aterrorizado a los dinosaurios que llegaban a la orilla del agua para beber. Estos nuevos especímenes revelan un depredador monstruoso y extraño», explica Adam Cossette, autor principal del estudio.

Según el investigador, Deinosuchus tenía más relación con los caimanes que con los cocodrilos, a pesar del nombre; sin embargo, el terrorífico animal tenía dos agujeros en el hocico que lo diferenciaban de sus parientes reptiles.

Es probable que Deinosuchus fuera el depredador más grande de su ecosistema y comiera casi cualquier especie que tuviera enfrente, incluidos los dinosaurios más grandes.

Los paleontólogos habían encontrado marcas de mordidas de Deinosuchus en caparazones de tortugas y otros fósiles de dinosaurios descubiertos anteriormente.

A pesar de la dominación de Deinosuchus en su época, los investigadores explican que su extinción todavía es un misterio, pues desaparecieron antes de la extinción masiva que acabó con los dinosaurios.

Los detalles descubiertos de Deinosuchus revelan que los cocodrilos han evolucionado tan dinámicamente como otras especies, o de otra manera seguirían siendo animales terroríficos del tamaño de un autobús.

No te pierdas:

Reacciona
Comparte