null: nullpx
Logo image
Vix

Todo lo que no sabías sobre el escandaloso ex-rey de Inglaterra y duque de Windsor

Publicado 2 Mar 2018 – 08:56 AM EST | Actualizado 24 Mar 2018 – 03:14 AM EDT
Reacciona
Comparte

El duque de Windsor es uno de los personajes históricos más escandalosos de los últimos siglos. No solo abdicó al trono de Inglaterra para casarse con una divorciada, sino también protagonizó otros hechos polémicos.

Gracias al éxito de la serie de Netflix The Crown, nuevas generaciones están aprendiendo sobre el ex rey Eduardo VIII devenido en duque de Windsor. Empecemos por su extenso nombre de nacimiento: Edward Albert Christian George Andrew Patrick David, pero su familia lo llama simplemente David.

Se trata de un hombre polémico desde su juventud, con una vida llena de excesos y comportamientos que complicaron al extremo a la monarquía inglesa. Aquí te contamos todo lo que no sabías sobre el controvertido  personaje de sangre azul duque de Windsor.  

Su padre no quería que fuese rey

Cuando David tenía 16 años, su padre se convirtió en el rey de Inglaterra, por lo que automáticamente pasó a ser príncipe de Gales y heredero al trono. Sus biógrafos dicen que la preparación recibida en su infancia y juventud fue más bien deficiente.

En sus años como príncipe de Gales realizó varios actos y viajes en nombre del rey, de los cuales muchos fueron desafortunados tanto por su convulsionada vida amorosa como también por sus comentarios desafortunados llenos de ignorancia y racismo.

Se afirma que su padre dijo sobre él: «Después de mi muerte, el muchacho se arruinará en 12 meses». En otra declaración también manifestó: «Ruego a Dios que mi hijo mayor [Eduardo] nunca se case y tenga hijos, y que nada se interponga entre Bertie y Lilibet y el trono».

Los deseos de su padre, muy decepcionado y preocupado por el futuro de su país caso  David se convertiera en Eduardo VIII, fueron una verdadera premonición. Su reinado duró apenas 325 días. Tras muchos escándalos y una crisis constitucional, Alberto, su hermano menor, asumió el trono y luego fue sucedido por Isabel II, a quien su familia apodaba Lilibet.

Nunca fue coronado

El duque de Windsor fue rey de Gran Bretaña bajo el nombre de Eduardo VIII entre el 20 de enero 1936 y el 11 de diciembre del mismo año, pero pese a estar en el cargo por 325 días jamás fue coronado.

Su sucesor, Jorge VI, fue coronado 5 meses después de convertirse en rey. ¿Cuál es la razón por la cual Eduardo VIII nunca tuvo ceremonia de coronación? Hay quienes dicen que se trató de algo protocolar, ya que aún se guardaba luto por la muerte de su padre, mientras que otros afirman que se sabía que por su inestabilidad y relación con Wallis Simpson, el después duque de Windsor tendría un reinado muy breve.

Se reunió con Hitler

Un secreto durante varias décadas pese a que siempre existió el rumor de que el duque de Windsor tenía simpatía por los nazis. No obstante, la liberación de documentos, vídeos y fotografías históricas comprueban que efectivamente se reunió con Hitler poco después de abdicar al trono.

En la segunda temporada de The Crown aprendemos sobre las razones que, según el ex-rey Eduardo VIII, tuvo para mantener contacto con el «enemigo». Además, revelaciones de las agencias de inteligencia internacionales dieron pruebas de cómo traicionó a su pueblo con graves consecuencias. 

Ícono de la moda

Desde su juventud y hasta sus últimos días, el duque de Windsor fue un verdadero ícono de la moda para varones y creó tendencias a nivel mundial acerca de cómo debía vestirse un caballero. Su armario se componía de ropa con cortes y telas que mezclaban la importancia de lo clásico con un toque de modernidad, énfasis en la calidad y durabilidad de los géneros, atención en los detalles y piezas que se pudiesen usar en diferentes ocasiones.

También creó tendencias con ciertos nudos de corbatas y hasta un tipo de cuello de camisa y estampado que hasta hoy conocemos como «príncipe de Gales». Su influencia fashion creció aún más tras su abdicación y años en París, justamente la capital de la moda. 

Una vida llena de amantes

No es casualidad que el duque de Windsor haya conocido a Wallis Simpson, la mujer que después sería su esposa y por la que abdicaría al trono de Inglaterra. A través de una de sus amantes, se conocieron y luego comenzaron una relación paralela, cuando Simpson todavía estaba casada con su segundo marido.

No fueron pocas las mujeres que pasaron por la vida del entonces príncipe de Gales, lo que tenía de cabeza a quienes se encargaban de protegerlo y a sus propios padres que buscaban que al menos fuese más discreto.

¿El amor lo cambió? Se dice que tras enamorarse de Wallis Simpson y contraer matrimonio con ella, el duque de Windsor le fue fiel durante sus 37 años de relación, 35 de ellos casados. Por otro lado, diversos documentos demuestran que Simpson sí tuvo varios amantes.

El duque de Windsor parece más bien un personaje de novela, pero lo cierto es que fue una persona real y protagonista de grandes escándalos que casi hunden a la monarquía inglesa, algo que la serie The Crown trató de revivir cerca de 5 décadas después de su muerte.

Reacciona
Comparte