null: nullpx
Logo image
ViX

¿Sabías que un pequeño ácaro es el animal más rápido del mundo?

Publicado 29 Abr 2014 – 03:59 PM EDT | Actualizado 14 Mar 2018 – 09:48 AM EDT
Reacciona
Comparte

A lo largo de los años, numerosos documentales y artículos sobre la naturaleza han realizado varios rankings intentando determinar cuáles son los animales más rápidos de la Tierra. En estas listas, que suelen variar, siempre aparecen criaturas tan veloces como el guepardo, los avestruces, algunos antílopes, entre otras especies de gran tamaño.

Sin embargo, según se acaba de conocer, los verdaderos campeones de esta prueba no son ninguna de estas especies tan conocidas, sino un pequeño ácaro tan veloz que ha dejado desconcertados a los científicos que lo han descubierto. Conozcamos al animal terrestre más veloz del mundo.

Características de este ácaro

El nombre científico de este ácaro es Paratarsotomus macropalpis y pertenece a la familia Anystidae. Es relativamente grande dentro del mundo de los ácaros, pues es capaz de crecer hasta 0,7 mm de longitud, tiene patas largas y su cuerpo es casi dos veces más largo que ancho, características ideales para la rapidez.

Este arácnido es endémico de California, en los Estados Unidos, y es muy frecuente de encontrar sobre las rocas e incluso sobre las aceras en la ciudad, donde son capaces de tolerar temperaturas de hasta 60 ºC, la cual es letal para muchísimas otras especies.

El animal más rápido del mundo

El estudio sobre la velocidad de este arácnido fue realizado por estudiantes de la Universidad de California, y los resultados los han dejado perplejos. Resulta que el pequeño animal es capaz de recorrer en un segundo nada más y nada menos que una distancia de 322 veces su propio tamaño corporal, una cifra verdaderamente asombrosa.

Aunque cuando se lleva al valor medio esta cifra baja hasta 192 longitudes del cuerpo por segundo, esto deja muy atrás al mítico guepardo, es cual recorre en el mismo tiempo “solo” la distancia equivalente a 16 veces su talla, alcanzando para ello unos 96 kilómetros por hora. Solo se le acerca algo una especie de escarabajo tigre australiano, el cual recorre en un segundo la distancia de 171 veces su talla.

Para hacernos una idea más clara, para que un ser humano pudiera recorrer tantas veces su longitud en apenas un segundo, debería alcanzar la increíble velocidad de ¡2100 kilómetros por hora! 

Para poder determinarlo, los investigadores se vieron obligados a realizar numerosas grabaciones con cámaras de vídeo a alta velocidad, para así poder registrar los acelerones del ácaro tanto en su entorno natural como en el laboratorio de la universidad. De esta manera, pudieron comprobar que no solo son maestros de la velocidad, sino que también son expertos en parar de súbito y cambiar de dirección rápidamente, para lo cual emplean sofisticados mecanismos que, según aseguran los expertos, podrían servir de base para los ingenieros en el desarrollo de posibles artefactos robóticos en el futuro.

¿Y seguías creyendo que el chita es el animal más rápido del mundo? Asombroso, ¿verdad?

Reacciona
Comparte