null: nullpx
Logo image
ViX

Las 5 armas más poderosas y letales de la Edad Media

Publicado 30 Jun 2017 – 10:00 AM EDT | Actualizado 24 Mar 2018 – 05:22 AM EDT
Reacciona
Comparte

En la época medieval ejércitos avanzaban a lo largo de los continentes buscando conquistar nuevos territorios, mientras se enfrentaban a enemigos en batallas sangrientas.

No había  bombas atómicas ni misiles, pero eso no significa que se pelearan a puños. Hoy te contamos de 5 de las armas más peligrosas y letales utilizadas en la Edad Media.

5. Aceite hirviendo

Defender ciudades amuralladas de ejércitos enemigos que intentaban invadirlas era común y, una de las maneras más efectivas de deshacerse de los guerreros y evitar que entrarán era lanzando grandes cantidades de aceite hirviendo.

El aceite se hervía en calderos gigantes y, una vez que ya burbujeaba se le vertía sobre los enemigos provocando horribles quemaduras que los mataban y, quienes quedaban no tenían otra opción que huir.

4. Carruaje scythed

En la Edad Media no habían tanques, pero lo llamados Carruaje scythed no tenían nada que envidiarles. Se trataba de carrozas de guerra utilizadas por los griegos y macedonios para abrirse paso en el campo de batalla.

Tiradas por cuatro caballos, los Carruaje scythed estaban cubiertos en todos sus lados por cuchillos muy afilados, hoces montadas sobre ejes y, dos guerreros que iban a bordo utilizando sus propias armas.

Al moverse por el campo de batalla, los Carruajes scythed iban haciendo el trabajo por sí solos y, a eso sumamos la labor de los soldados que iban en ellos convirtiéndose en una verdadera arma de destrucción rápida y efectiva.

3. Ballesta

El arco y flecha fueron por mucho tiempo el arma más usada, pero en la Edad Media se creó la ballesta, capaz de disparar flechas más grandes, pesadas y por tanto más destructivas.

Las ballestas podían lanzar sus flechas, algunas de las cuales llevaban fuego, a más de 500 metros con un nivel impresionante de precisión. 

Aprender a usarlas no era fácil y, quienes estaban entrenados para utilizarlas podían lanzar dos flechas en solo un minuto. Las ballestas eran especialmente letales ya que no había ninguna armadura o escudo lo suficientemente fuerte para sobrevivir a su impacto.

2. Cadáveres

Las armas biológicas no son nuevas, sino que existen desde el medioevo. Durante grandes epidemias, el lanzar el cadáver de alguna persona que murió de enfermedades infecciosas como la peste bubónica era letal.

Estos cuerpos infecciosos eran lanzados con catapultas a ejércitos agrupados o dentro de ciudades amuralladas, después era cosa de esperar que las personas se contagiaran y las enfermedades se encargaran de hacer su trabajo con altas tasas de mortalidad.

1. Lanza

Guerreros a caballo listos para llevarse por delante al enemigo. En las peleas a bordo de corceles había un arma capaz de penetrar toda protección, se trataba de la lanza ocupada por los caballeros.

Larga, afilada y con una punta gruesa, los soldados la llevaban apuntando hacia adelante y, aprovechando la velocidad que alcanzaban los caballos enterraban su lanza al enemigo traspasando por completo su cuerpo.

Brutales, letales e ingeniosas, las armas medievales eran excepcionalmente efectivas tanto para ataque como defensa, siendo la base para otros sistemas bélicos que fueron apareciendo en la historia de la humanidad. 

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:MundoArmasCuriosidadesGuerraHistoria