null: nullpx
Logo image
Vix

La testosterona y su relación con la depresión

Publicado 4 Mar 2008 – 06:55 AM EST | Actualizado 2 Abr 2018 – 09:15 AM EDT
Reacciona
Comparte

La depresión es un importante fenómeno que afecta a millones de personas en la actualidad. Un estado emocional que padecen 3 de cada 100 personas en el mundo y amenaza la calidad de vida de los individuos.

Las causas de este proceso son sumamente variadas y complejas. Los científicos han estudiado durante años los procesos neuronales, hormonales y hasta genéticos involucrados y los resultados son lentos y jamás determinantes.

Es muy difícil especificar la causa de la depresión. Si bien, tendemos a pensar que el estado emocional negativo se debe principalmente a factores del exterior que azotan nuestra psiquis, lo cierto es que el componente interno es determinante a la hora de explicar estos procesos.

Mientras que un individuo se deprime a raíz de una determinada situación, otro individuo puede que no lo haga y la afronte de una manera muy distinta si es sometido a las mismas condiciones. Un grupo de científicos australianos han encontrado evidencia suficiente como para suponer que la testosterona, la hormona sexual masculina, tiene mucho que ver con el proceso.

Si tomamos en cuenta que antes de los 65 años las mujeres son las más afectadas por esta enfermedad, mientras que a partir de esa edad, las diferencias comienzan a difuminarse, podemos empezar a considerar la acción de ese componente interno del que hablábamos.

Al estudiar a 4.000 hombres de entre 71 y 89 años de edad, los investigadores llegaron a la conclusión de que aquellos individuos con niveles más bajos de testosterona eran tres veces más propensos a padecer depresión.

El descenso de la fabricación de esta hormona también podría estar ligado a un aumento de la fatiga y la debilidad muscular, como así también, a la pérdida de la memoria y el deterioro de las funciones cognitivas en individuos de edad avanzada.

Reacciona
Comparte