null: nullpx
Logo image
Vix

La nueva carrera espacial: Conoce a los dos multimillonarios que compiten por dominar la industria espacial privada

Publicado 22 Dic 2015 – 08:00 PM EST | Actualizado 5 Abr 2018 – 01:47 PM EDT
Reacciona
Comparte

Son los hombres detrás de algunas de las empresas tecnológicas más destacadas de la actualidad, pero además Jeff Bezos y Elon Musk están al frente de lo que ha sido denominada «la nueva carrera espacial». Ambos multimillonarios amantes de la tecnología y la ciencia ficción decidieron asumir los riesgos e invertir tiempo y dinero para hacer del turismo espacial y otras actividades comerciales en el espacio una realidad cada vez más cercana.

Unos años atrás, parecía imposible que inversores privados pudieran competir con las poderosas agencias espaciales respaldadas por algunas de las naciones más poderosas del mundo. Sin embargo, estos dos empresarios lo han logrado, algo que los ha puesto en directa competencia y ha dado lugar a algunos intercambios de lo más interesantes. ¿Conoces su historia?

¿Quiénes son Elon Musk y Jeff Bezos?

Si no sueles seguir las noticias del mundo de los negocios y la tecnología, puede que te estés preguntando esto mismo. Musk y Bezos no tienen (por ahora) la popularidad de nombres inconfundibles como Steve Jobs o Bill Gates, sin embargo, seguro conoces algunas de las empresas con las que están involucrados.

Elon Musk nació y se crió en Sudáfrica y se podría decir que se inició en el mundo de los negocios con tan solo 12 años cuando vendió por unos 500 dólares el código para un juego simple que creó tras enseñarse a programar. A los 28 años, y con un título universitario en física a sus espaldas, Musk creo su primera empresa, ZIP2, la cual había fundado con su hermano y recibió 22 millones de dólares por la transacción.

Sin embargo, este sería solo el comienzo, la verdadera carrera de Musk como magnate tecnológico comenzó con la venta de PayPal, un servicio por el que recibió USD 165 millones. Pero eso no es todo, lejos de quedarse quieto, Musk reinventó este dinero en otras varias empresas como Tesla Motors, que se especializa en la construcción de autos eléctricos, SolarCity, uno de los mayores proveedores de energía solar en los Estados Unidos, y, por supuesto, SpaceX, la empresa espacial que lo enfrenta a Bezos.

Bezos, por su parte, es nada más ni nada menos que el fundador de Amazon.com, probablemente la tienda más exitosa y conocida de la Internet. Desde el 2013, es el dueño además del Washington Post, uno de los medios de prensa más leídos y prestigiosos de los Estados Unidos. La fortuna que le ha traído Amazon es tal que lo ha colocado entre los 20 millonarios más ricos según la revista Forbes (en 2015 ocupaba el puesto 15 con USD 34 900 millones), mientras que Musk a duras penas llega a colocarse en los primeros 100.

SpaceX y Blue Origin: dos enfoques diferentes

Esta diferencia en el patrimonio de ambos empresarios ha sido una de las cosas que ha diferenciado a sus empresas espaciales. Con una fortuna tan grande, en el 2000 Jeff Bezos pudo fundar Blue Origin, una empresa espacial que pudo actuar en total secreto sin presiones ni necesidad de salir al público, gracias al constante ingreso de fondos cortesía de Bezos. SpaceX, por otra parte, tuvo que producir resultados desde el comienzo, ya que Musk no podía inyectar la misma cantidad que Bezos a este emprendimiento.

A pesar de esto, lo que en apariencia puede interpretarse como una desventaja resultó siendo todo lo contrario, ya que esta presión llevó a SpaceX a posicionarse como la principal empresa de la industria, habiendo logrado contratos con la NASA e hitos como ser la primera empresa privada en enviar una nave a la Estación Espacial Internacional. Una carrera que no ganó, sin embargo, fue la de ser la primera en enviar un cohete al espacio y aterrizarlo. Este logro lo alcanzó, justamente, Blue Origin.

Eso sí, el cohete de Blue Origin, New Shepard, no se aventuró muy lejos de nuestro planeta y Musk se encargó de señalarlo en Twitter. Tras felicitar a Bezos y «BO» (se rumorea que los empleados de SpaceX no usan el nombre completo de sus rivales) por su logro, acotó: «es importante aclarar la diferencia entre "espacio" y "órbita"», en referencia al hecho de que el cohete de Blue Origin es suborbital, a diferencia de los diseñados por su empresa.

​Un mes después, SpaceX finalmente logró aterrizar uno de sus cohetes, el Falcon 9, que sí había atravesado la barrera a la que hacía referencia Musk y no en el contexto de una prueba, sino como parte de una verdadera misión. Esta vez, fue el turno de Bezos de felicitar a su contrincante, aunque no sin dejar pasar la oportunidad de responder a los dichos de Musk, eso sí, con mucho más sutileza: «¡Bienvenidos al club!», agregó al final de su mensaje, dejando en claro que él había alcanzado este logro antes que Musk.

Más allá de lo entretenida que puede llegar a ser la batalla entre estos pioneros de la industria espacial privada, algo es seguro. Al igual que lo sucedido con la carrera espacial entre los Estados Unidos y la Unión soviética tiempo atrás, la competencia entre Musk y Bezos parece estar impulsando a ambas empresas a ir más allá y lograr tecnologías cada vez más innovadoras, algo que seguro nos beneficia a todos.

Cuéntanos tu opinión, ¿quién crees que está ganando esta nueva carrera espacial?

Reacciona
Comparte