null: nullpx
Logo image
ViX

La historia de los astronautas que encontraron pornografía en la Luna

Publicado 15 Feb 2018 – 01:19 PM EST | Actualizado 21 Mar 2018 – 01:36 PM EDT
Reacciona
Comparte

Si hablamos de viajes a la Luna, la más conocida es la de Neil Armstrong y Buzz Aldrin con Apollo 11 en 1969. Otra tripulación famosa fue la del Apolo 13, por los problemas técnicos que tuvieron. Sin embargo, hubo una segunda misión, Apolo 12, de la cual a veces no se habla tanto.

Charles Conrad y Alan Bean fueron la tercer y cuarta persona en pisar la Luna. De hecho, tuvieron un comienzo bastante complicado. Un rayo del propio vehículo golpeó a la nave segundos después del despegue y varios instrumentos fueron dañados. Desde la torre de control tuvieron que decidir si abortar la misión o no y luego de un segundo golpe, finalmente se aventuraron en el espacio sin saber si había posibilidades de salir victoriosos y regresar a casa.

Bromistas desde el inicio

Solucionando estos problemas iniciales, el astronauta Charles Conrad fue la tercera persona en pisar la Luna, con la palabra «Whoopie!» al dar ese primer paso. Había apostado con la periodista Oriana Fallaci que podría decir lo que quisiera (ella aseguraba que la NASA guionaba el momento) y así ganó 500 dólares contra ella.

Pero este tipo de anécdotas no fueron las únicas, sino que una de las más curiosas es que Conrad y Bean llevaban fotos de Playboy en las muñecas. Las horas disponibles para analizar el lugar no eran muchas, así que cada uno llevaba una lista de tareas atada en el brazo. Allí fue donde Dave Scott, el comandante suplente del Apolo 12, colocó las fotografías junto con algunas caricaturas de Ernie Reyes sin que nadie lo notara.

En entrevistas posteriores, los astronautas dijeron que vieron las fotos recién dos horas después de pisar la Luna. Mientras realizaban las tareas, allí encontraron las imágenes entre las indicaciones oficiales. No podían decirlo en voz alta porque todo estaba siendo transmitido, pero se rieron un buen rato. Algunos escuchas incluso pensaron que estaban borrachos o siendo afectados por el espacio exterior.

¿Qué podemos pensar hoy de esa broma?

En los años 60, era una broma inocente de un grupo de astronautas. Hoy en día, casi 50 años después, resulta sexista y el análisis es diferente. Recordemos que pasó más de una década entre el Apolo 12 y el primer viaje de una mujer al espacio. Para cuando Scott fotocopió la revista Playboy, la comunidad de astronautas era masculina y este es un símbolo claro de ello.

Hoy en día las fotografías son parte del archivo de la NASA y una curiosa historia para contar sobre el segundo viaje tripulado al satélite. Así fue que estos astronautas encontraron lo más inesperado: pornografía en la Luna.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Ciencia y TecnologíaAstronautaslunaViX