null: nullpx
Logo image
Vix

Hay un volcán que arroja lava azul y es tan impactante que parece de otro planeta: fotos

Publicado 10 Sep 2020 – 12:18 PM EDT | Actualizado 10 Sep 2020 – 12:18 PM EDT
Reacciona
Comparte

El mundo tiene muchas maravillas naturales para sorprendernos y algunas de ellas parecen sacadas del guión de una película de ciencia ficción.

Un ejemplo de ello es el volcán de lava azul, un espectáculo que debe verse al menos una vez en la vida.

Los volcanes son estructuras geológicas, una abertura de la corteza terrestre que permite el escape de roca derretida, gases, lava y escombros hacia la superficie.

Entre los más conocidos está el Kīlauea en Hawái, Krakatoa en Indonesia y el Popocatépetl e Iztaccíhuatl en México.

Sin embargo, ninguno de ellos es tan sorprendente como el volcán que arroja lava azul.

Su nombre es Kawah Ijen y está ubicado en la isla de Java, en Indonesia. Este país asiático cuenta con 400 volcanes, de los cuales 143 permanecen activos.

65 de esos volcanes se consideran peligrosos y entre ellos está el Kawah Ijen, que mide 2,386 metros de altura y tiene un cráter de 20 kilómetros de diámetro.

Pero lo que más llama la atención es el majestuoso lago turquesa que se encuentra en su interior y el líquido azul bioluminiscente que arroja noche con noche.

¿Por qué el volcán Kawah Ijen arroja lava azul?

La respuesta está en la gran cantidad de azufre que el volcán tiene en sus adentros.

El material es sometido a grandes presiones y alcanza temperaturas de más de 600 grados centígrados, por lo que sale despedido en forma de gas por las grietas.

Esto provoca un auténtico espectáculo de luces, ya que al salir a la atmósfera y tener contacto con el oxígeno los gases de azufre arden. Luego, se produce un descenso drástico en la temperatura, ocasionado que se convierta en un líquido de color azul brillante.

Cabe destacar que el fenómeno sólo se puede apreciar con la oscuridad de la noche.

Además, los ríos sulfurosos desembocan en un lago de un kilómetro de diámetro, alojado al interior del Kawah Ijen. Gracias a eso, el agua ha tomado una tonalidad turquesa que fascina a los turistas.

Es importante mencionar que el líquido es tóxico, por lo que las personas no pueden sumergirse en él.

Otro de los atributos de este volcán es que es un lugar codiciado para la extracción del azufre. En consecuencia, cuadrillas de mineros acuden a realizar esta labor. Lamentablemente, es un trabajo riesgoso y extenuante.

El volcán Kawah Ijen se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos de Indonesia, gracias a que está abierto al público y se puede visitar en cualquier época del año.

No obstante, es importante tomar precauciones, pues aunque no ha hecho erupción desde 1936, las sustancias que arroja pueden ser mortales para los seres vivos.

¿Ya habías escuchado sobre este espectáculo natural? ¿Lo visitarías?

Sigue leyendo:

Reacciona
Comparte