null: nullpx
Logo image
ViX

5 cosas que nadie te contó sobre Japón

Publicado 19 Ago 2014 – 04:00 PM EDT | Actualizado 14 Mar 2018 – 09:48 AM EDT
Reacciona
Comparte

Cuando pienso en Japón se me vienen tres cosas a la cabeza: Grandes empresas tecnológicas, sushi y los gadgets más extraños, pero los nipones son mucho más que eso.

La vida en Japón puede ser costosa, con casas y apartamentos con mínimo espacio y luces de neón por todos lados, pero los nipones tiene más que ofrecer y realmente son muy diferentes a lo que has visto en TV.

¿Qué tanto sabes del país asiático? Conoce estas 5 cosas que nadie te contó sobre Japón en la siguiente página.

5- Nadie se parece a un personaje de Manga

Si creciste mirando dibujos animados japoneses y leyendo historietas de manga, te vas a llevar una gran decepción al llegar a Japón: Nadie se parece a esos personajes que viste por TV.

Los japoneses, utilizan extraños ideales de belleza en sus dibujos; ojos redondos, cabellos rubios y piel pálida con tonos rosados. El japonés real, no se parece en nada a eso.

Eso no quita que sean bellos; a los japoneses, especialmente los más jóvenes, les gusta jugar con su color de cabello, verás desde negro a rojo, púrpura y casi cualquier color del arco iris.

En todo caso, lo más común es que los japoneses respondan a la apariencia de su raza asiática, la cual es muy atractiva, pero de personajes de manga no tienen nada.

4- Los vegetarianos sufren de grandes dificultades

Ser vegetariano y vivir en Japón es complicado, ya que la dieta en este país está basada fuertemente en el consumo de pescado y caldos en base a carnes de diferentes animales, que van como salsa por sobre casi cualquier comida.

Si logras ser vegetariano y decides pasar a ser vegano, estarás ante un escenario casi imposible: Si algo no tiene carne, seguramente lleva huevos. Tu existencia tendrá que ser cocinando en casa y con ingredientes escasos, ya que hay cosas que simplemente no se consiguen.

Lo peor es para los animalistas; en Japón no sólo se come carne de vaca, pollo o cerdo, sino que te encontrarás con exquisiteces hechas con carne de ballena y otras especies protegidas.

3- El té es té de verdad

Ese té que estamos acostumbrados a tomar en occidente, es cualquier cosa menos té de verdad, por lo que al llegar a Japón y pedir una taza de este brebaje es toda una agradable sorpresa.

Los japoneses aman el té en todas sus variedades; verde, helado, rojo, con especias, etc. Al principio te costará acostumbrarte, pero al volver de Japón extrañarás su té.

2- La gente alta tiene problemas

Los japoneses no sólo no se parecen a personajes de manga, sino que también son bajos y, las construcciones están hechas a medida del japonés promedio. No esperes estar muy cómodo si mides más de 1,73.

Desde el techo de los apartamentos a los puentes en la calle, pasando por tiendas, restaurantes y baños públicos: La gente de más de 1,75 se dará varios golpes en la cabeza durante su estadía en Japón, además de aprender a caminar agachado, no vayan a darse contra un poste o letrero publicitario. Si eres alto, lleva un casco.

1- Ves niños por todas partes

Siempre se habla de que en Japón la tasa de natalidad es muy baja y, la población adulta sobrepasa fuertemente a los niños. Si visitas el país, verás lo contrario.

Cualquier extranjero paseando por una ciudad japonesa, se encontrará con grupos de niños en todos lados. Eso no significa que los clonen, sino que las costumbres son diferentes.

Por ejemplo, los niños japoneses tienen muy pocas vacaciones y sus días de escuela son largos, por lo que siempre hay paseos a conocer lugares o estudiar al aire libre. Además y gracias a la baja tasa de criminalidad, los chicos son libres de moverse sin que un adulto vaya siempre con ellos. 

Cabe también destacar que no llevan almohadas en su cabeza regularmente.

Japón es un país muy interesante para visitar y, si decides vivir o pasar una temporada allí, te terminarás acostumbrando a algunas de sus extravagancias y, al volver a casa, extrañarás esas cosas que al principio te molestaron.

Reacciona
Comparte