¿Por qué la obsesión de los mexicanos con el gel para el pelo?

La compleja relación que el mexicano tiene con el 'pelo necio' explica su uso exagerado (y distintivo) de este producto.
12 Ago 2016 – 2:19 PM EDT

Comencemos por la cabeza (es un decir): el presidente de México, Enrique Peña Nieto, es famoso en el mundo, entre otras historias, por su engomado y elaborado peinado. Su copete podría representar la punta de lanza de millones de mexicanos que no están conformes con su cabellera y necesitan de horas y horas para tunearla. Y dinero.

De acuerdo a una encuesta realizada en 2015 por la marca de productos de higiene personal Dove, 80% de los mexicanos usa un producto modelador (gel, spray, crema o cera) para cabello y México es el país que más consume este tipo de artículos en el mundo. Se trata de una industria con ganancias de unos 80 millones de dólares al año.

Un mexicano bien peinado en cada hijo te dio

Mientras que las edades del consumidor del gel en México oscilan entre los 12 a los más de 50 años, algunas marcas quieren abarcar mercados insospechados.

Y como desde bebé es importante mantener el estilo, incluso la línea de productos de limpieza infantil Ricitos de oro creó un gel para los más pequeños del hogar. Eso sí: libre de alcohol.

Pero, ¿por qué la obsesión? Importa poco saber que el gel o fijador con alcohol reseca el cabello y debilita los bulbos capilares. Da lo mismo porque del lado mexicano de la frontera el asunto es cultural, casi de clase: los mexicanos nos 'bañamos en gel' para intentar aplacar lo que aquí se conoce como 'pelos necios', ese pelo lacio que ni la ducha consigue domar. Pero el tema es más complejo: hay además una suerte de legado de 'galán' en el vertido matutino de gomina en el pelo, una intención de verse muy limpio con esos peinados tremendamente fijos, estáticos.

Tal vez nada te venga a la mente con el nombre de Adrián González Cruz. En abril de 2015, este exrecluso fue recapturado en San Miguel de Allende, un pueblo turístico en el centro de México, luego de una búsqueda internacional de más de seis años. El mexicano Cruz escapó de sus custodios de una prisión de Arizona luego de quitarse sus esposas con… gel para pelo. No sabemos si la goma era mexicana


Una necesidad cultural

Desde fuera, en EE.UU. concretamente, el exagerado uso de gel se considera un rasgo distintivo del hombre mexicano.


En el blog humorístico Stuff Mexicans Like aparece radiante en el número 19 de la lista de cosas que gustan a los mexicanos: “La virilidad mexicana se mide en tres factores: la cantidad de hijos que se tienen, la cantidad de amantes que se mantienen y la cantidad de gel en el cabello que se usa”.

No es una fijación con Elvis Presley. Sí lo es con los galanes de las telenovelas, con los futbolistas. En matadornetwork.com, encontramos las 11 cosas que se deben saber para entender a un hombre mexicano, ahí afirman que son caballerosos, momma’s boys, comen mucho chile, fiestean en grandes grupos, siempre son los que conducen el auto, son protectores y románticos y, por supuesto, que usan toneladas de gel para el cabello.

El gel es un ingrediente de la canasta básica para los hombres mexicanos, porque se ven bien peinados y limpios. Todo en su lugar. “Si naturalmente el pelo es terco y no se acomoda –dice Juan Rodríguez, estilista-, el gel o el mousse es la opción. 70% de mis clientes, al menos, quieren que les aplique o recomiende el gel, siempre con la idea de mantener aplacado el pelo, pero también con la obsesión de verse limpios y bien presentados. Digo, aquí hasta el Presidente del país se embarra buenas cantidades de gel en el pelo. Es un tema cultural. Nos hace sentir guapos”.

El estilista, que corta el pelo y peina a unos 25 hombres en promedio diario parece tenerlo claro: “Los mexicanos no nos queremos despeinar. Y creo que nos gusta peinarnos una sola vez en el día, pero que nos dure sin que el viento nos mueva un pelo. Con el gel nos sentimos más guapos y más seguros”.


Las marcas que hacen negocio del 'pelo necio'

Una de las marcas de gel más vendidas en México es 'Xiomara'. De acuerdo a un artículo de la revista Vice, publicado en 2014 en su versión mexicana, esta línea factura más de siete toneladas de gel al día, cerca de cinco litros por minuto, con un costo de un dólar por unidad (de 34 onzas cada una). Los mexicanos en Estados Unidos ya pueden consimir este producto que pronto empezará a exportarse a Centroamérica.


Otro gel best seller es el 'Moco de gorila' (sí, así se llama), acaso el más famoso de México, usado igualmente por residentes de zonas populares que por 'mirreyes' -un grupo social conformado por "la población más joven de la élite hacia principios de la década pasada; así solían llamarse unos a otros los descendientes de la migración libanesa, pero con el tiempo el vocablo ganó residencia en circuitos más grandes, siempre dentro de las altas esferas sociales," según explica el periodista y analista político Ricardo Raphael.

Esta marca también ha iniciado la conquista del mercado estadounidense, aunque aún no consigue tan buenos dividendos como su competencia, 'Xiomara'. 'Moco de gorila' fue adquirida en 2013 por la compañía Midway Importing Inc. para su distribución en Estados Unidos. Sin embargo, el producto resultó tan tóxico como su nombre y las autoridades de California lo retiraron del mercado porque violaba las leyes de contaminación de ese estado.



'Guidos' en el espejo



Para entendernos mejor, en Estados Unidos, el equivalente al mexicano obsesionado por el gel y el peinado es el despectivamente llamado 'guido', el italoamericano de clase baja al que le gusta vestirse con ropas llamativas y accesorios flamboyantes que harían enrojecer a la mismísima Lady Gaga… si todavía fuera famosa. Esta tribu urbana se dio a conocer en el mundo gracias (o no) al reality show de MTV 'Jersey Shore' y a sus secuelas. Lo interesante de ella es que sus miembros siempre se han sentido orgullosos de que se les llamara 'guidos'.


También ve:


RELACIONADOS:Trending
Publicidad