null: nullpx

Ni política ni religión: solo una virgen para los migrantes

La artista Eva Vale armó su obra con los temas que afectan emocionalmente a los migrantes para acompañar al Papa en su recorrido por México.
9 Feb 2016 – 11:46 PM EST


Por: Jossette Rivera

A la artista mexicana Eva Vale se le conoce por sus diseños vanguardistas de mujeres atractivas, por haber encontrado la mezcla perfecta entre sus creaciones y el marketing, por ser favorita en algunas revistas de sociales y por ser abiertamente gay. Hasta ahora, difícilmente alguien la hubiera relacionado con una propuesta religiosa.


Sin embargo, Vale asegura que llegó el momento de darle un contenido social a su obra y la "Virgen de los Migrantes" es el mecanismo perfecto.

En alianza con la Fundación Thinkers y su presidenta Nadja Giuffrida, que apoya a minorías en desventajas en Estados Unidos, Vale creó la pieza a propósito de la visita del Papa Francisco para que lo acompañe en su viaje por México.

Pero con la imponente imagen de la Virgen de Guadalupe grabada en una placa de aluminio de tres metros de altura, la artista no quiere hablar de política ni de religión, sino de emociones.

Simbolismo

Escondido en el manto de la virgen se encuentra su manera de retratar el complejo proceso físico y emocional por el que atraviesan las personas que deciden migrar bajo la promesa de un futuro mejor.

Buscando entre las líneas se encuentran escenas tan icónicas como el tren llamado La Bestia (el peligroso transporte que utilizan miles de centroamericanos para cruzar por México hacia Estados Unidos), el perfil del Papa Francisco, la isla Ellis Island - casa de la Estatua de la Libertad- y las coordenadas de la Basílica de Guadalupe.

También hay rezos en español, inglés, latín y náhuatl, figuras del juego de la lotería, la frase “This too shall pass” y decenas de nombres propios entre otras imágenes. Para Eva, el minucioso trabajo pretende ser un “vehículo de amor y esperanza para los inmigrantes”

Tras la visita del pontífice, la pieza hará un recorrido por California, Texas, Michigan, Chicago y Washington con la intención de mandar un mensaje a los migrantes hispanos en el país. Finalmente, la obra volverá a Ciudad Juárez en México, una ciudad simbólica por ser el lugar de llegada de miles de mexicanos repatriados por la frontera Juárez-El Paso y de llegada de otros miles de migrantes que buscan, a veces de manera infructuosa, entrar a Estados Unidos.


Ver también:

Publicidad