null: nullpx

'¿Es real el síndrome premenstrual?' El artículo de un hombre que ha desatado la ira de las mujeres en internet

Según publica en Slate el científico Frank Bures, el síndrome premenstrual es un producto de nuestro miedo cultural a la menstruación. Esto no ha sentado nada bien a las mujeres que lo sufren cada mes.
28 Nov 2016 – 6:22 PM EST

Dolor en los pechos, vientre hinchado, dolor de cabeza, sueño... y mal humor, impaciencia e hipersensibilidad. Estos son algunos de los síntomas que muchas mujeres refieren sobre el síndrome premenstrual. Pero el científico Frank Bures ha publicado un artículo en Slate asegurando que todos estos síntomas pueden deberse a un condicionamiento social resultado de nuestro miedo a la menstruación. La indignación entre las mujeres ha prendido en Twitter y en los propios comentarios de la noticia, donde han tachado a Slate y al autor de misóginos por minimizar problemas de salud femeninos.

Bures explica que, de origen cultural o no, los síntomas del síndrome son reales y las mujeres los sufren. Pero con matices. Los calambres sí, pero los cambios de humor no, eso es puro condicionamiento. Según cita Bures, un hombre que se dedica a investigar los síndromes de origen cultural, algunos estudios demuestran que en lugares donde la menstruación tiene connotaciones positivas "las quejas relacionadas con el ciclo son reportadas menos a menudo" (lo que no significa que no sucedan).

Por supuesto también se remonta a Hipócrates: la histeria era la enfermedad por la que las mujeres, secuestradas por su útero que se desplazaba hasta los pulmones, se volvían medio locas de vez en cuando. Siglos después, ya en el XIX, explica Bures, algunos científicos comienzan a apuntar a que los síntomas del síndrome premenstrual podrían no ser físicos. La mayoría de los estudios citados están conducidos por hombres. Igual que es hombre quien firma el artículo, lo que lo convierte, como han apuntado algunas mujeres en Twitter, en el colmo del mansplaining - Mansplaining es el término en inglés con el que se denomina a las explicaciones que los hombres dan a las mujeres sobre temas que estas ya conocen y sin que ellas lo soliciten-.



"Slate, acabáis de brindar una plataforma para la más ofensiva forma de mansplaining acerca de los síntomas de la salud de la mujer que he visto en mi vida".


"Slate es tan refrescante obtener una perspectiva masculina sobre este tema! gracias por educarnos!".


"No hay útero, no hay opinión".


"Slate, ni siquiera he tenido que pinchar para saber que un hombre lo había escrito. Fuck off".

Pero también ha habido quejas acerca de algo más preocupante, la minimización de los asuntos de salud femenina. Si el síndrome premenstrual es una invención, o un constructo social, cualquiera puede reponerse solo con proponérselo y con no temer a la regla, por supuesto.


"Slate, buen trabajo ignorando los problemas de salud femenina".


"Es un producto de vuestra imaginación. Parad de imaginar cosas y estaréis bien. No, no importa que sea mesurable".



"Slate: no podría ser que esas mujeres de otras culturas no se molestan en reportar porque nadie se lo toma en serio, ¿verdad?".

El síndrome premenstrual es un conjunto de síntomas que sufren algunas mujeres una o dos semanas antes de tener la regla. Según explica womenshealth.gov, la página del Gobierno de Estados Unidos dedicada a la salud de la mujer, este síndrome puede no sufrirse en absoluto, hacerlo de forma ligera o incluso llegar a ser una condición severa.

Las causas del síndrome premenstrual, explica la web, no están claras --lo que no significa que no existan--, puede haber varios factores involucrados. "Cambios hormonales durante el ciclo parecen ser una causa importante. Cambios químicos en el cerebro también podrían influir".

Además de la indignación, otra cosa que han conseguido hoy Frank Bures y Slate es que las mujeres nos unamos para presumir de síndrome premenstrual, algo que se suele minimizar por ser considerado un síndrome limitante para la mujer en una sociedad que más que temer a la regla, la oculta. Aunque comienza a surgir toda una corriente de pedagogía menstrual que busca visibilizar el periodo, comprenderlo, entender los cambios físicos y psicológicos que suceden y adaptar algunas de las rutinas cotidianas a esos cambios para minimizar la sensación de extrañeza ante nuestro propio ciclo menstrual.

Vea también:

En fotos: cuerpos de modelos reales que nunca verás en un desfile de Victoria's Secret


Las fotos de las modelos que nunca verás en el desfile de Victoria's Secret

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TrendingMenstruación
Publicidad