null: nullpx

Diane Guerrero comparte dolorosas memorias de separación familiar y estafas migratorias

Leer la autobiografía 'En el país que amamos' es conocer a una joven que quedó sola en su adolescencia, que con perseverancia llegó a la fama con 'Orange is the New Black'.
15 May 2016 – 2:19 PM EDT

Vivir en Estados Unidos con padres indocumentados conlleva una dosis eterna de silencio, según cuenta la actriz Diane Guerrero en su nueva autobiografía.

"Cuando eres hija de inmigrantes indocumentados aprendes a mantener la boca cerrada. (...) Al igual que todos los demás en nuestra red secreta, seguíamos el Primer Mandamiento de la vida fuera del radar: no hacer nada que pudiera llevar a la policía a tu puerta", escribe Guerrero, de 29 años, en ' En el país que amamos: mi familia dividida', donde cuenta lo que es crecer como ciudadana estadounidense en una familia sin papeles.

El libro detalla el vacío indescriptible que sintió la actriz desde que deportaron a sus padres cuando tenía apenas 14 años. Fue uno de los grandes retos que enfrentó antes de llegar a la fama de la mano de Netflix, con su rol como la reclusa Maritza Ramos en la popular serie Orange is the New Black.

"Todavía no comprendo todas las razones por las que mi vida ha resultado así, pero esa ya no es la pregunta que más me importa", cuenta Guerrero en su biografía.


Diane Guerrero en Univision: "EEUU será grande otra vez cuando estemos todos incluidos"

Loading
Cargando galería


Leer 'En el país que amamos' es conocer a una joven que quedó sola en su adolescencia, que llegó un día de la escuela a escuchar la terrible noticia de una vecina. Sus padres, Héctor y María, habían sufrido en silencio varias estafas migratorias antes de ser deportados: el padre pagó miles de dólares a un supuesto abogado de inmigración que eventualmente desapareció, mientras que la madre fue víctima de una notaria que se hizo pasar por abogada.

"Se dejaban guiar por gente de la comunidad, que si fulano le consiguió un green card a alguien", dijo Guerrero a Univision Noticias. "Finalmente mi papá le pagó por dos años a un abogado -bueno, pensábamos que era un abogado- que supuestamente nos estaba ayudando, y resultó no ser".

Guerrero nació en Estados Unidos luego de que sus padres colombianos y su hermano mayor llegaran en 1981 con una visa de turistas de 90 días. Tras un año en el país la familia supo que se quedaría.

"Un año se convirtió en cinco", cuenta en el libro Guerrero, quien nació en 1986, en Nueva Jersey, la segunda del clan, y la única ciudadana estadounidense de la familia.

Guerrero se crio en Boston, Massachusetts, y lo mismo esuchaba a Selena que a Whitney Houston. Sus padres le cocinaban sancocho y plátanos fritos, excepto las veces que ella pedía a su hermano que la llevara a comer pizza a Chuck E. Cheese's.



El libro de Guerrero está dedicado a sus dos padres, quienes lavaron platos, pintaron casas y recortaron céspedes para que su hija llegara a ser lo que quisiera. Luego de que cada intento de regularizar su estatus en Estados Unidos terminara siendo fraudulento, ambos fueron deportados a Colombia, donde aún viven.

"Muchas veces la comunidad indocumentada, los inmigrantes de este país, están susceptibles a ese fraude", dijo la actriz a Univision Noticias. "Lo primordial es educarse en el sistema en que estamos viviendo".

En ' En el país que amamos', Guerrero aborda varios temas complejos. Cuenta cómo su madre quedó embarazada a los 17 años, de un hombre casado que la abandonó. También habla de experiencias de acoso sexual y de experimentar con su sexualidad en la universidad.

Pero la mayoría del libro se enfoca en los efectos que tuvo en Guerrero la separación de su familia: cómo incluso le causó pensamientos suicidas y la llevó a autolesionarse. El libro, dice la actriz, es una forma de dar propósito a ese dolor.

La perseverancia es el tema central de ' En el país que amamos', un homenaje a quienes vienen a Estados Unidos con el riesgo de perderlo todo—o ganarlo.

Lea más sobre 'En el país que amamos: mi familia dividida' aquí.

Publicidad