publicidad
Ilustración hombre y mujer

Amores que matan

Amores que matan

Esta checklist te indicará si estás en riesgo.

Ilustración hombre y mujer
Ilustración hombre y mujer

Por Julia Santibáñez
 
 
“Lo hace porque de veras me quiere”, dice Inés, a sus 15 años. Así interpreta el hecho de que Miguel, su novio, le prohíba ver a sus amigos fuera de la escuela. Muchas veces, chicas como ella confunden con amor conductas destructivas como celos, manipulación, insultos, destrucción. Casi siempre, los episodios violentos se compensan con ternura y promesas de cambio, con lo que el círculo vuelve a empezar. En general no se rompe sino cuando la víctima pone un límite: termina con la relación. Por desgracia, muchas veces el límite es la propia muerte del agredido.
 
La expresión común amor violento o violent love se usa para referirse al hecho de que una persona ame tanto, que podría incluso dañar o acabar con la vida del objeto de su amor. Incluso hay por ahí un chiste malo: “Amo violentamente a mi gato, tanto como no te imaginas. Mañana es su funeral”.
 
 
El foco rojo está en los jóvenes
 
La violencia en los noviazgos de jóvenes es la cara más cruda de una realidad que no distingue límites. Aunque toda agresión de pareja comparte rasgos comunes, la que se da entre adolescentes posee diferenciadores propios: en general, ella y él no viven bajo el mismo techo, no tienen hijos ni hay una dependencia económica de uno hacia el otro, de modo que el vínculo es, sobre todo, emocional. Y puede establecer un patrón que continúe, por supuesto, más allá de la primera juventud: hace poco, los medios se sacudieron con la noticia de que una chica vinculada familiarmente con el actor Morgan Freeman fue asesinada por su novio en Nueva York. La mujer de 33 años falleció a consecuencia de las dieciséis puñaladas que recibió de quien decía amarla. 

publicidad


 
Y el problema es, por desgracia, demasiado común. Según estadísticas del sitio loveisrespect.org, uno de cada tres adolescentes en Estados Unidos ha sufrido violencia física, sexual, verbal o emocional por parte de su pareja. Además, las mujeres de entre 16 y 24 años son víctimas del mayor porcentaje de agresiones de pareja, una cifra que triplica el promedio nacional en el país.
 
 
¿Qué se puede hacer para prevenir? 
 
Lo primero es practicar en casa el respeto y la comunicación, enseñar a niños y adolescentes a respetarse, a no aceptar por ningún motivo chantajes ni agresiones. Además, es fundamental tener presentes las señales de alarma de una relación marcada por la violencia, sea evidente o implícita, y recordar que si bien es más común que el agresor sea hombre, también las mujeres pueden dañar. 
 
Aquí, una checklist de  10 preguntas que la chica o el chico pueden hacerse para indicar su nivel de riesgo, tomadas del sitio de Mind Publications:
 
1. Parece como de cuento. ¿Al inicio de la relación todo es demasiado bueno para ser verdad? ¿Él o ella se interesa por saber cada detalle de tu vida? ¿Te lleva y te recoge del trabajo? ¿Te llama varias veces al día para oír tu voz? ¿Esculca tus pertenencias para conocerte mejor?


 
2. Tiene estallidos de ira. ¿Usa lenguaje violento, como llamar a otras mujeres prostitutas o zorras, o a otros hombres inútiles, poca cosa? ¿Tiene arranques incontrolables de enojo, en los que golpea las puertas o rompe cosas?
 
3. Degrada. ¿Se dirige a ti con apodos despectivos, como gorda, feo, chaparra, tonto? ¿Te dice cosas como "no sabes hacer nada" o "cómo se te ocurre eso", que te hacen sentir ignorante?
 
4. Fue víctima de abuso. ¿Recibió golpes en la infancia o creció rodeado(a) de gritos y descalificaciones hacia alguno de sus padres y no ha recibido ayuda profesional para superarlo? 
 
5. Culpa a los demás. ¿Acusa siempre a los demás de lo que le pasa? 
 
6. Sufre adicciones. ¿No puede controlar su manera de beber o su dependencia de alguna droga? 
 
7. Muestra celos desmedidos. ¿Te dice que te ama tanto que no soporta verte en compañía de amigos o, incluso, familiares? ¿Es posesivo(a) en extremo y quiere controlar cada paso que das? 
 
8. Amenaza. ¿Te dice que si haces o dejas de hacer tal cosa te va a hacer daño, aunque luego diga que era una broma? ¿Te chantajea diciendo que que si terminas la relación se va a suicidar?
 
9. Dice que es un juego. ¿Te pellizca, empuja, muerde o golpea, te grita o insulta, siempre con el argumento de que está jugando?

publicidad


 
10. Obliga al sexo. ¿Te obliga físicamente a tener relaciones sexuales? ¿Aunque no quieras tener sexo, aceptas "para que no se enoje"?
 
 
Si una relación presenta tres o más de estos rasgos es urgente buscar ayuda profesional para lidiar con el tema, tanto por parte del agresor como del agredido y de las familias de ambos, dado que es frecuente que los jóvenes reproduzcan conductas aprendidas en casa.

publicidad
publicidad
En el 'Tan Tan' navideño, César Muñoz canta sobre sus deseos para el año nuevo.
Nacho e Inger Devera celebraron el cumpleaños de su hijo Santiago Miguel Mendoza por todo lo alto. No te pierdas la celebración.
La doctora Myriam Balbela explica que, por ejemplo, los sueños sexuales con personas que tienen cargos superiores revelan la necesidad de más autoridad o la dificultad en el ambiente laboral. También habla sobre tríos y exparejas.
Las autoridades investigan el caso ocurrido en Elisha M Pease Elementary School, institución que envió un comunicado a los padres para informalos sobre el hecho. Maribel Fuentes, madre de una estudiante, asegura que el portador del arma cargada había tenido enfrentamientos físicos con otros menores.
publicidad