null: nullpx

12 golosinas que los latinos extrañamos

La infancia de muchos niños latinos estuvo acompañada de polvitos (preparados con sal, chile y limón), cubiertas de chocolate y caramelos suaves de colores chillantes. Estos son sólo 12 de las muchas golosinas que llaman a la nostalgia.
30 Sep 2016 – 08:47 AM EDT
Reacciona
Comparte
1/12
Comparte
Miguelito:
Es uno de los más clásicos y básicos elementos de los dulces picantes (mexicanos, obviamente): un polvo preparado con chile piquín, azúcar y sal. Puede comerse solo o expolvorearse sobre las papitas, las frutas, las palomitas o una bolsa de maní. Fábrica de Dulces Miguelito
2/12
Comparte
Cri Cri:
Los venezolanos crecieron comiendo esta barra de consistencia crujiente. La fórmula es básica e invencible: chocolote con leche y arroz inflado.
Crédito: Flickr/ Ed Vill
3/12
Comparte
Bon Bon Bum:
Las paletas (o lolli pops) de caramelo con un centro de goma de mascar tienen varias versiones en varios países de América Latina. Bon Bon Bum es una conocida versión colombiana. Un surtido de colores chillantes y sabores 'frutales'. Colombina
4/12
Comparte
Galletas Doña Pepa:
Estas galletas están inspiradas en el 'turrón de Doña Pepa', un famoso postre peruano preparado con capas de panqué que tienen una colorida cubierta de grageas. El nombre hace alusión a Josefa Marmarillo, a quien la tradición oral atribuye la creación del postre.
Crédito: Field
5/12
Comparte
Super 8:
Este es un clásico snack chileno, compañero de recreos y vasos de leche. Unas galletas (u obleas, que dan una consistencia crujiente a la golosina) cubiertas de chocolate. Nestlé
6/12
Comparte
Chocorramo:
Esta golosina es una prima hermana de los brownies, un panqué de chocolate que en su país de origen también se prepara con vainilla con chocolate, puro chocolate y arequipe.
Crédito: Flickr / Yo no la tengo
7/12
Comparte
Pirulin
Esta galleta delgada en forma de canutillo rellena de cacao es un orgullo de los venezolanos, que los ha acompañado desde 1980. El pirulin puede comerse solo, con helado o con un café.
Crédito: Wiki Commons
8/12
Comparte
Duvalin
Esta es una famosa golosina mexicana, una pasta bicolor de mezclas clásicas como el chocolate y la vainilla o el chocolate y las fresas.
Crédito: Flickr / jrsnchzhrs
9/12
Comparte
Frunas:
El caramelo suave con sabor a 'frutas' (de colores artificiales) son un denominador común de la oferta dulcera de América Latina. Las frunas son conocidas en Venezuela y Colombia, en México se les llama 'sugus'.
Crédito: Frunas
10/12
Comparte
Mazapán de la Rosa
Este dulce ha sobrevivido a varias generaciones y ya tiene más de setenta años en el mercado mexicano. El mazapán es un polvorón que se prepara con adictivo maní tostado.
Crédito: Dulces de la Rosa
11/12
Comparte
Cocosette:
Esta galleta, venezolana, tiene impreso el sabor tropical. Su característica más famosa es el relleno de crema de coco.
Crédito: Flickr/ Juan Pablo Olmo
12/12
Comparte
Pulparindo:
El pulparindo es el rey de las golosinas mexicanas. Un clásico que no ha pasado de moda preparado con pulpa de tamarindo y chile. Hay versiones clásicas y extra picantes.
Crédito: Dulces de la Rosa
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés