null: nullpx
Dinero

Este es el vestido MÁS CARO usado en los Oscar (y la curiosa anécdota detrás de él)

Publicado 1 Mar 2018 – 05:22 PM EST | Actualizado 23 Mar 2018 – 11:23 PM EDT
Reacciona
Comparte

Si nos llena de estrés escoger el vestido para nuestra graduación, imagínate cómo se han de poner las actrices cuando salen en búsqueda de su atuendo para los Premios Oscar. Elegantes, glamorosos y a veces extravagantes. Seguro uno de los criterios principales es sentirse más hermosas que nunca.

Eso sí, esos impactantes vestidos seguro no los encontraron en rebaja en una plaza comercial. Aunque es normal que una se anime a gastar un poquito más en una pieza para una noche importante, los precios de algunas de ellas hacen que los ojos se nos salgan volando.

Te presentamos el vestido más caro que ha pisado la alfombra roja de los Premios de la Academia: aquel que presumió Jennifer Lawrence en 2013, cuando ganó el oscar como mejor actriz gracias a su interpretación en Los juegos del destino.

Y sí, es el mismo vestido con el que se tropezó de camino a recibir su oscar.

Como reportó el medio Page Six, el vestido tiene un valor estimado de ¡4 millones de dólares! Esto convirtió al vestido de Dior en el más caro utilizado hasta ahora durante los premios de la Academia. Antes, el primer lugar lo ocupaba el atuendo que utilizó Nicole Kidman en 1997. Costaba 2 millones de dólares y también era de Christian Dior.

El modelo de alta costura fue presentado por primera vez en la colección primavera-verano de Christian Dior de 2013, durante la Semana de la Moda en Paris.

Jennifer Lawrence le contó a Vogue que se probó por primera vez esa pieza de diseñador justo en la mañana del evento. 

«Sólo me desperté y me probé el vestido, y me quedó, ¡gracias a Dios! Después me di una ducha, eso fue lo que hice. Y me peinaron y me maquillaron. Y después vine a los Oscar».

Incluso pareciera que se estaba arreglando un día cualquiera, y no para una noche en la que sería premiada como la mejor actriz del año. Pero el destino le sonrió ese día, tanto por recibir su estatuilla como porque el vestido le quedó como un guante.

Seguro te interesará:

Reacciona
Comparte