null: nullpx
aprendizaje

¿Te han dicho que sobreproteges a tus hijos? Así es como esto afecta su vida escolar

Publicado 8 Jun 2017 – 07:27 PM EDT | Actualizado 14 Mar 2018 – 09:48 AM EDT
Reacciona
Comparte

Los hijos son nuestro tesoro y al verlos tan pequeños e inocentes es normal que queramos protegerlos de cualquier peligro. Sin duda, ellos necesitan nuestros cuidados, pero cualquier conducta llevada al extremo puede ser perjudicial. Sí, incluso la protección que les brindamos con las mejores intenciones.

Los problemas que puede ocasionar la sobreprotección en los niños no son un tema nuevo. Quienes son criados bajo un ala demasiado precavida se vuelven indecisos, dependientes y egocéntricos. Aquí hablaremos, en específico, acerca de cómo la sobreprotección afecta de manera negativa el aprendizaje y la vida escolar de los pequeños.

Mata la creatividad

Los humanos aprendemos experimentando, al cometer errores y conseguir aciertos. Cuando un padre es en exceso precavido con su hijo, no le permite desenvolverse para descubrir su potencial. Esta falta de libertad genera en los niños la idea de que sólo son capaces de hacer lo poco que sus papás les permiten. También asumen que siempre habrá alguien a su lado que resolverá los problemas por ellos y que el mundo gira a su alrededor.

Si el pequeño siente que no es necesario usar su inteligencia para librar obstáculos, este no desarrollará su sentido creativo. Lo anterior es terrible porque la infancia es la edad en la cual la imaginación vuela alto y sin ataduras.

Bajo rendimiento escolar

Cuando un niño está sobreprotegido, no entiende el objetivo de ir a la escuela. Ellos están acostumbrados a no esforzarse y recibir gratificaciones instantáneas, por lo que son incapaces de enfrentar los desafíos que la escuela propone para asegurar su educación a largo plazo.

Los pequeños pueden sentirse inseguros cuando se comparan con el resto de sus compañeros de clase y se dan cuenta de que no son capaces de cumplir las mismas tareas que los demás. Esto duplica su ansiedad y necesidad de tener a alguien que los auxilie en todo momento. Algunos ni siquiera se animan a pedir ayuda porque no saben hacerlo, el auxilio siempre les llegaba solo.

Problemas en la relación familia-escuela

Aunque los papás llevan a sus hijos al colegio con la intención de que se conviertan en la mejor versión de ellos mismos, las conductas sobreprotectoras perjudican hasta la relación entre padres, maestros y alumnos. Cuando un padre es demasiado precavido, le da miedo lo que le podría suceder a su pequeñito en la escuela, fuera de su vigilancia. También teme que se le exijan tareas que él no pueda realizar o que lo estresen mucho.

Cuando el maestro aparece como una figura de autoridad exigente (aun dentro de los límites normales como educador), los papás toman el rol de protectores a capa y espada. No es extraño que juzguen a los profesores por muy demandantes o demasiado estrictos, cuando la raíz del problema no se encuentra en la persona que está al frente de la clase.

La educación inicia en casa y como papás tenemos la mayor responsabilidad en la educación de los pequeños. Por eso aquí te recomendamos 5 tips para cuidar a tus hijos sin sofocarlos, por si tienes alguna duda de cuánto cuidado es demasiado.

Reacciona
Comparte