null: nullpx
consejos para madres solteras

Mostrarte siempre como una «buena madre» puede disparar tu estrés innecesariamente, según estudio

Publicado 23 Ene 2019 – 01:20 PM EST | Actualizado 23 Ene 2019 – 01:20 PM EST
Reacciona
Comparte

Transitas el embarazo con sus altos y bajos. Atraviesas el parto como una ola de energía impresionante que te revuelca y te energiza a la vez. Conoces el rostro de tu pequeño retoño y la felicidad no puede ser mayor. Pero luego llega la hora de la verdad.

Cuando piensas que sabes algo de maternidad y cuando crees que gran parte del viaje ha pasado, ahora es cuando realmente comienza todo. Lactancia, pañales, tiempos, sueño, cuidados del bebé, cuidados propios, miedos. Y la lista continúa. El posparto no siempre resulta un lecho de rosas, aunque tengas a tu familia y amigos que te acompañan, todos tienen expectativas sobre ti.

Hoy te contamos sobre los efectos que produce la presión social sobre las mamás recientes y una reflexión al respecto.

Causas del estrés posparto: mucho más que hormonas

Investigadores de la University en Melbourne, Australia, llevaron adelante un estudio en el que analizaron la experiencia de madres recientes cuyos hijos tenían menos de un año. Los resultados arrojaron que el 40 % de las participantes padecía síntomas de ansiedad por encima de los niveles normales. El 45 % experimentaba un estrés de moderado a severo.

Los científicos a cargo del estudio publicado por el Women’s Studies International Forum concluyeron que las expectativas puestas tanto por la familia como por la sociedad afectaban la salud física y emocional de las madres recientes. En otras palabras, la tensión normal que implica tener un recién nacido en casa aumenta al agregarse la presión de tener que mostrarse como «buenas y amorosas madres» y, en consecuencia, sube los niveles de estrés y ansiedad.

Cómo ayudar realmente a una madre reciente

El peso es invisible, pero existe y muchas veces resulta insostenible. Como mamás, debes virar tu atención de las expectativas que tienen los demás para con tu nuevo rol y enfocarte en lo verdaderamente importante: tú y tu bebé. Dejar de juzgarte y permitirte más será clave para transitar el puerperio en armonía.

Como mujeres que formamos parte de la sociedad deberíamos acompañarnos formando redes de contención que nos sostengan en los momentos gratos y también en los no tan felices.

Como sociedad, todos somos responsables de crear un ambiente más ameno y amoroso para que las mamás recientes se sientan a gusto en su nuevo rol. Juzgar menos y comprender más es una tarea que nos corresponde a todas y a todos, como mamás y papás, como mujeres y hombres, como seres humanos.

Podría interesarte:

Reacciona
Comparte