null: nullpx
abdomen

¿La forma de la panza revela el sexo del bebé? ¡No! Podría ser síntoma de este problema

Publicado 18 Ene 2019 – 04:42 PM EST | Actualizado 18 Ene 2019 – 04:42 PM EST
Reacciona
Comparte

El sexo del bebé es una noticia que muchos padres desean conocer en cuanto sea posible. Por eso existen mitos de que la forma del vientre de la mamá puede revelar ese secreto. Sea redonda o más picuda, ninguna de esas dos características te dará esa información. Pero sí puede ser señal de un problema. (¿Y sabías que la cantidad de abdominales que haces antes de estar embarazada podría afectar cómo se verá tu panza?).

¿Qué es la diástasis?

La diástasis de rectos abdominales es una condición en la cual los músculos del vientre se separan en la parte de en medio. La Clínica Mayo explica que los músculos rectos del abdomen (el "six pack", los "abs" o "el lavadero") pueden separarse por la mitad cuando estos se estiran más de lo normal.

Por esta razón se trata de un efecto común en el embarazo, porque el crecimiento del útero ocasiona que esta área del cuerpo deba re-acomodarse para darle más espacio al bebé. Uno de sus síntomas más comunes es la aparición de un bulto en la zona del ombligo, ya sea mientras estás embarazada o en el pos-parto. Este se vuelve más evidente cuando estás es una posición que aumenta la tensión en tu vientre.

Es durante el segundo y tercer semestre cuando esta protuberancia es más evidente, como indica el sitio Healthline. En su artículo revisado por la Doctora Debra Rose Wilson, señala que otros de sus síntomas son dolor en la espalda baja, mala postura, inflamación y estreñimiento.

¿Es peligrosa? ¿Cómo se trata?

Si bien, escuchar que tus músculos están separados suena aterrador (y más mientras cargas a tu bebé en el vientre), no tienes de qué preocuparte. La diástasis es una condición recurrente en el embarazo. Además de la tensión adicional, la presencia de hormonas como el estrógeno y la relaxina provocan que los ligamentos sean más flexibles. De hecho, por eso también es normal que tu pies crezcan mientras estás encinta.

El lado positivo es que la diástasis se puede tratar con una rutina de ejercicios establecida por tu médico o terapeuta. No se recomienda realizar rutinas que requieran de grandes esfuerzos, porque podrían empeorar el estado de tu abdomen. En algunos casos, este problema se arregla por sí solo con el tiempo, como menciona Healthline. Ejercitarte durante el embarazo también puede fortalecer tus músculos y evitar que se separen.

Por ello es importante no cargar objetos pesados, darle soporte adicional a la espalda baja mientras estás sentada y no hacer movimientos que aumenten a tensión en el abdomen. Aunque la diástasis no es grave, te invitamos a consultar con un experto de la salud si sospechas que podrías tenerla, porque en casos extremos podría causar una hernia.

Te recomendamos:

Reacciona
Comparte