null: nullpx
bebe

¿Es normal que mi hijo babee mucho cuando le están saliendo los dientes o debo preocuparme?

Publicado 8 May 2020 – 10:03 AM EDT | Actualizado 8 May 2020 – 02:34 PM EDT
Reacciona
Comparte

La salida de los primeros dientes del bebé es una de las etapas más importantes de su desarrollo.

Generalmente, la dentición coincide con malestares como irritación, dolor de encías, insomnio, falta de apetito y salivación excesiva.

En el caso del babeo, éste puede iniciar unos meses antes de que comiencen a surgir los primeros dientes, razón por la cual suele ser motivo de angustia y preocupación para los padres.

Si este es tu caso y te preguntas por qué tu pequeño babea tanto (incluso cuando no está en proceso de dentición), tenemos las respuestas para ti.

¿Por qué mi bebé babea tanto?

Si bien las personas relacionan la producción de saliva con la aparición de los primeros dientes, lo cierto es que se trata de un proceso independiente que se origina por otros motivos, aunque sí se presenta al mismo tiempo que la dentición.

Los bebés empiezan a producir saliva en exceso a partir de los 4 meses de vida.

El motivo principal es muy sencillo: el pequeño todavía no ha aprendido a digerir la baba como nosotros, por lo que es normal que salga de su boca.

De acuerdo con los expertos, la salivación extrema se origina desde las glándulas sublinguales. Como su nombre lo indica, estas se encuentran debajo de la lengua y son las responsables de que el bebé produzca grandes cantidades de saliva.

La saliva permite a la boca del bebé procesar los alimentos, iniciar el proceso de digestión e incluso protegerse de bacterias y gérmenes (evita que ingresen al cuerpo).

Por un lado, humedece y lubrica la boca para prevenir lesiones e infecciones dolorosas. Por otro, se encarga de deglutir la comida, para que ésta puede transportarse correctamente por la garganta y llegue hasta el estómago.

Entonces, cuando un bebé babea excesivamente, no necesariamente se debe a la salida de los primeros dientes, sino a que sus glándulas sublinguales se encuentran en funcionamiento para proteger la boca y prepararla para recibir alimento.

Remedios para la salivación extrema

El exceso de saliva puede ocasionar irritación en la barbilla y el cuello. Incluso, si no se tiene una limpieza adecuada y la baba permanece por largos periodos de tiempo, puede propiciar el desarrollo de hongos en la piel.

Los baberos y las toallitas de algodón, puede ser sumamente útiles para mantener esta zona seca y evitar que su pecho se humedezca y lo incomode.

La salivación es inevitable, lo importante es saber cómo ayudar al pequeño a que esta etapa sea un poco más sencilla y pueda superarla sin contratiempos.

¿Conoces otro remedio para proteger al bebé del exceso de salivación? Escríbelo en los comentarios.

mini:


Más sobre el desarrollo del bebé:

Reacciona
Comparte