null: nullpx
Fashion Week

Los 'hot pants' de Lady Gaga desconcentran a la audiencia en el desfile de Brandon Maxwell

Paradójicamente aunque la presencia de la diva en el desfile del diseñador responsable de su transformación estilística era una manera de acompañarlo, sus cortas pantaletas terminaron por ser la prenda más fotografiada de todo el show.
15 Sep 2016 – 7:20 AM EDT

Sus lentes transparentes tipo profesora de universidad, su pelo recogido y ordenado, su traje de crop top y coulottes negros cobijados por un blazer perfecto hicieron que muchos dudaran de que efectivamente la cantante de ‘Bad Romance’ había llegado a la pasarela de la Semana de la Moda de Nueva York. Pero sus gigantes plataformas, que solo ella parece poder domar con porte, y el hecho de que este fuera el desfile del hombre responsable de su radical transformación disiparon toda duda.

Lady Gaga se sentó en la primera del desfile de un diseñador que viene conquistando a varias mujeres emblemáticas. Sus diseños no solo han recibido el beneplácito de la diva del pop, sino que la misma Michelle Obama usó uno de sus vestidos para la cena de estado con el gobierno de Singapur y, más recientemente, para aparecer en la portada de la revista In Style. Eso, solo incrementaba la expectativa de lo que iba a presentar sobre la pasarela.

La primera fila parecía arder en flashes que lanzaban los fotógrafos afanosos por conseguir un retrato de la rubia platinada, pero ese paroxismo previo al desfile pareció disiparse por completo cuando el diseñador puso sobre la pasarela modelos sobrias, de trajes de líneas elegantes y sencillas en tonos clásicos como el blanco, el negro y el verde.


Sus vestidos dejaron claro por qué es el nuevo creador en entrar en el radar de las famosas y por qué Lady Gaga lo escogió para que le ayudara a hacer una transición de diva rebelde y extravagante de vestidos de carne cruda a nominada al Oscar colada entre las mejor vestidas.

La calma duró lo que tardó en pararse Lady Gaga de su silla, que inquieta y sin que el diseñador terminara de despedirse de su público, se paró a hacerle una foto, convirtiéndo paradójicamente a sus muy cortas pantaletas en la prenda más fotografeada y compartida de todo el desfile.


En realidad, no había nada de qué extrañarse. Lady Gaga a pesar de estar lejos de los estándares de las modelos, nunca ha sentido recelo en andar con sus piernas y sus pompas por ahí al aire.

Lea también:


Más contenido de tu interés