null: nullpx
cuidados de la piel

¿Tienes piel grasa? Haz que tu maquillaje dure por más tiempo con estos 9 consejos

Publicado 5 Feb 2019 – 08:41 AM EST | Actualizado 5 Feb 2019 – 08:41 AM EST
Reacciona
Comparte

La piel grasa es la que peor se lleva con el maquillaje. Como el agua, también el aceite que los poros del rostro secretan puede remover o correr el maquillaje. Muchas mujeres que tienen piel grasa llegan a sus casas por la tarde con el maquillaje como si hubiera llovido. Puedes evitar que a ti te pase (otra vez) con estos prácticos consejos.

Piel grasa: cómo hacer que el maquillaje dure más

Solo por tener piel grasa no significa que debas dejar tu afición al maquillaje. Hay productos especialmente formulados para ti: solo debes saber qué va con tu tipo de piel.

Usa mascarillas de arcilla

De dos a tres veces por semana, intenta usar una mascarilla para remover el exceso de sebo y quitar el acné que tantas veces viene con la piel grasa. La arcilla absorbe la grasa al mismo tiempo que hidrata la piel. Con este objetivo, también puedes usar exfoliante. Asegúrate de elegir un producto diseñado para pieles grasas.

Limpia tu rostro todos los días

Este parece el consejo más obvio, pero es importante hacer hincapié en él. Antes de maquillarte, debes limpiar tu rostro con el producto adecuado. Busca un limpiador formulado para piel grasa: este tendrá el cometido de quitar el exceso de grasa de tu rostro y darle un aspecto mate a tu piel, de acuerdo a Garnier.

Deberías elegir un limpiador y un tóner con ácido glicólico, que reducen el exceso de aceite del rostro, según afirma la dermatóloga Elizabeth Tanzi para WebMD.

Aplica productos ligeros

Es recomendable que, después de limpiar tu rostro, lo hidrates con alguna crema y apliques sobre él protección solar. Pero trata de usar productos ligeros que no dejen tu piel demasiado brillante. En el caso de la crema, busca una formulación para piel grasa y no te pases con la cantidad. Cuando te coloques protector solar, usa un pañuelo descartable para aplicarlo sobre tu piel, con toquecitos, sin frotarlo, y remover el excedente.

Siempre usa primer

Usar primer ayuda a que todo lo demás que apliques en tu rostro se quede ahí, dice Emily Kate Warren, maquilladora de Los Ángeles. Por lo menos, deberías aplicar primer sin aceite y antibrillo sobre las áreas más grasosas (la zona T en particular). Todo esto antes de comenzar a maquillarte.

Ayúdate con una BB cream

Garnier recomienda aplicar, antes de la base, una BB cream sin aceite que le dé a la piel una textura mate. Deberá tener una textura ligera para minimizar los poros, equilibrar el tono de la piel e hidratarla. Si tiene protección solar, ya te habrás liberado de un paso en el cuidado de tu piel. Si todavía no te convence el aspecto, desde ahí puedes comenzar a aplicar la base, que también deberá tener efecto matificante y estar especialmente formulada para piel grasa.

No te pases con el polvo

Es cierto: el polvo es una parte esencial de fijar la base en tu piel. Por eso suena como que deberías ponerte un montón, pero no es así. Exagerar con el polvo podría arruinar todo tu proceso hasta ahora, ya que puede sobrecargar los poros y hacer que produzcan más sebo. Aplica la correcta cantidad de polvo solo en las áreas que tengan brillo.

Invierte en productos especiales para ti

Intenta que los demás productos que apliques sobre tu piel no tengan grasa: hablamos, en concreto, de la base y el rubor. Busca productos no comedogénicos, es decir, que no obstruyan los poros.

Lleva papel secante para rostro

A donde quiera que vayas, lleva unas toallitas de papel secante para el rostro. No importa qué tanto te hayas esforzado en tu maquillaje en la mañana: si realmente eres propensa a la oleosidad en la piel, brillarás para el mediodía. El truco para usar este tipo de papeles sin quitarte el maquillaje es aplicar un papel sobre el rostro y, sin deslizarlo, enrollarlo para quitarlo de la piel.

Quita siempre el maquillaje

Este consejo es válido para todos los tipos de piel, e igual de importante. Pero si tienes piel grasa lo último que querrás serán poros obstruidos y más sebo en tu rostro. Asegúrate de quitarte el maquillaje todas las noches antes de irte a dormir, o lo antes posible.

Puedes leer:

Reacciona
Comparte