null: nullpx

El color de tu cubrebocas podría estar dañando tu piel: te decimos cómo remediarlo

Publicado 24 Jun 2021 – 10:45 AM EDT | Actualizado 24 Jun 2021 – 10:45 AM EDT
Reacciona
Comparte

Es un hecho que la vida no es la misma desde el 2020. La pandemia por COVID-19 no sólo llegó para desafiar los sistemas de salud a nivel global, sino que además, cambió muchos hábitos cotidianos.

Para muestra, basta que eches un vistazo a tu propio ejemplo: salir de la calle sin cubrebocas es prácticamente impensable, aún en los países en donde los sistemas de vacunación van muy avanzados.

Y es que el cubrebocas representa una protección extra ante cualquier virus, no por nada, muchas personas incluso han manifestado no haberse enfermado de gripe común en los últimos meses, ¡todo gracias a una pieza de tela!

Eso sí, a pesar de sus virtudes, el cubrebocas también es una preocupación extra para la salud de la piel. Expertos de la Academia Americana de Dermatología (AAD) han advertido de los cuidados extra que requiere el rostro ante el uso prolongado de esta protección.

El "acné de cubrebocas" ya es todo un fenómeno entre las pieles más delicadas, pero además, la ADD (junto con algunos testimonios de viva voz en redes sociales) destacan la importancia de elegir bien el color del cubrebocas.

Hay que pensar en dicho accesorio como lo que es más allá de un dispositivo de protección: es una "prenda de ropa" más, y como tal, impedirá la correcta respiración de los poros y atrapará el sudor.

Dado que la piel del rostro es más sensible, es evidente que los efectos adversos del color de la ropa serán más evidentes: si usas cubrebocas blancos, estarás propiciando la aparición de paño y manchas.

Si optas el color negro, tu rostro absorberá más calor (tal como lo hace la ropa oscura en el resto del cuerpo) y tenderá a dañarse más. 

https://www.tiktok.com/@soojinicoreana/video/6974504688485960966

Entonces, ¿cuál es la mejor opción al momento de elegir un cubrebocas? Sin lugar a dudas, los expertos recomiendan colores neutros que tiendan a ser cálidos o mate: beige, anaranjado, amarillo, crema, etc.

También puedes elegir el convencional color azul o verde, así evitarás el paso de la luz y una sudoración exagerada

Cabe mencionar que elegir el color del cubrebocas es sólo el principio: una piel saludable y radiante requerirá siempre de hidratación, además de los cuidados particulares que requiera en cada caso.

Como mínimo, lava tu rostro tras usar el cubrebocas, y ante cualquier inquietud, no dudes en consultar a tu dermatólogo de confianza.

Ya que estás aquí, quizás ahora te interese pasar a leer lo siguiente:

Reacciona
Comparte