null: nullpx
Belleza

Cuida tu piel del sol, la regla #1 del verano

Te decimos cuales son los mandamientos para proteger tu piel correctamente del sol y así evitar el daño que causa.
27 Jul 2016 – 11:44 AM EDT

Sol, arena y mar, es lo que más deseamos los días de verano y es de lo más tentador tostar nuestra piel bajo los rayos solares. La realidad es que ningún dermatólogo te recomienda hacer esto. El sol causa fotoenvejecimiento, deshidratación, manchas y en los adolescentes no mejora el acné. En el peor de los casos se puede llegar a desarrollar cáncer de piel. El daño no se manifiesta de inmediato, lo primero que vemos es ese tono dorado con el que todas soñamos, luego en algunas ocasiones la piel quemada se desprende y aparece una nueva que es mucho más suave. Pero la lesión que le hace el sol a tu piel es real y muchas veces esos efectos nocivos tardan años en manifestarse. Por lo que te aconsejamos que tomes en cuenta las siguientes recomendaciones.


• Es importante cuidar la piel de los niños, por lo que es muy importante evitar que se exponga a los rayos solares. Así que si tienes hermanos, primos, sobrinos o hijos, no dejes que se bronceen. Las quemaduras durante la infancia aumentan el riesgo de melanomas en años posteriores. La piel tiene memoria de todas las radiaciones recibidas durante los primeros años, por lo que también aumenta el riesgo de desarrollar un carcinoma en la piel al ser adulto es mayor.

• Aunque estés en la playa evita exponerte al sol de 11:00 a 16:00 horas.

• Debes de aplicar el protector por lo menos 30 minutos antes de salir al sol.

• No solo en la playa debes de usar el protector solar, debe ser parte de tu rutina diaria de belleza. Debe de ser el último producto que apliques de cuidado facial, úsalo después del humectante y antes de maquillaje. Hay fórmulas como la de Perfecting Shield Broad Spectrum SPF 30 de Murad que se puede aplicar sobre el maquillaje. Es importante que lo reapliques cada 2 horas. Si estas en la playa nadando y sudando aplícalo al salir del agua o por lo menos cada 80 minutos.


• Aplica el protector solar en todo el cuerpo, no solo en la cara. No olvides emplearlo en las zonas que quedan descubiertas. Además, usa sombreros para proteger el cuero cabelludo.

• Cuando compres lentes de sol toma en cuenta que los cristales bloqueen los rayos UVB y UVA.

• Consume alimentos ricos en antioxidantes como brócoli, fresa, naranja que promueve la protección celular contra el sol y el daño por los radicales libres.

• Si aunque no te lo recomendamos te vas a exponer al sol, hazlo paulatinamente.



• Las camas de bronceado contribuyen a la aparición de cánceres cutáneos y acelera el envejecimiento. Así que evita usarlas.

• Si haces ejercicio al aire libre no olvides usar un protector que sea resistente al sudor y reaplicar.

• Si hace mucho calor bebe agua, pues el sol deshidrata. Cuida a los niños y a los ancianos pues ellos son más vulnerables.


Publicidad