null: nullpx
cuidado personal

5 remedios caseros para combatir los talones agrietados

Publicado 6 Sep 2014 – 10:00 AM EDT | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

Usar esas sandalias que tanto te gustan, esos suecos tan cómodos que te regaló tu mamá o sencillamente caminar siempre descalza puede atentar contra tus pies, causando esa terrible sensación de resequedad en los talones.

Es muy común observar que las mujeres que usan con frecuencia zapatos abiertos o que se entrenan, bien sea trotando o caminando, son propensas a que los talones se agrieten. La causa? el impacto que sufre los pies constantemente al sostener el peso del cuerpo.

Sabemos que esta apariencia te hace sentir poco cómoda y sin ganas de comprar esas sandalias que están de moda porque no quieres descubrir tus pies. Afortunadamente existen técnicas que puedes hacer por ti misma para lucirlos sin ningún tipo de vergüenza.

Baño de pies y piedra pómez

Coloca tus pies en una vasija con agua caliente, déjalos reposar por varios minutos y luego frota la piedra pómez por todo el talón para remover la piel muerta. Te darás cuenta cómo comienza a suavizarse esta zona. Retíralos del agua, sécalos muy bien y aplica crema hidratante, preferiblemente que contenga urea, pues este componente combate de manera extraordinaria la resequedad de los pies. Al final viste unos calcetines y prepárate para notar el cambio.

Manteca de cacao

Esta es una buena opción para suavizar las durezas que tienes en los talones. Aplícala todas las noches antes de dormir y verás los resultados.

Aceite de oliva

Seguramente en tu cocina tienes aceite de oliva extra virgen, pues te decimos que tienes un ingrediente valiosísimo para combatir los talones agrietados. Moja un algodón con el aceite, masajea la zona de 5 a 10 minutos y luego ponte unos calcetines.

Si repites este proceso todos los días verás cómo en una semana tus talones ya no tendrán las callosidades de antes y estarán como nuevos. 

Miel de abeja

Coloca una taza de miel de abeja en un recipiente con agua caliente y revuelve bien. Sumerge los pies de quince minutos a media hora y luego remueve la piel callosa con una piedra pómez. Seca la zona y coloca tus pies en calcetines para no maltratarlos después del tratamiento. 

Limón

Esta fruta tiene propiedades naturales ácidas que ayudan a suavizar la piel en los talones. Solo tienes que colocar jugo de limón en agua caliente y sumergir los pies en la mezcla por algunos minutos. Verás como la piel muerta va a salir del área al removerla con una piedra pómez o cepillo.


Es importante que recuerdes que:

Utilices zapatos planos y abiertos frecuentemente pueden causar el agrietamiento de los talones. También evita caminar descalza en superficies duras.

Siempre mantén tus pies limpios para evitar hongos o infecciones y aplica crema en los pies regularmente para evitar el agrietamiento de talones.

No importa cuál sea el remedio casero por el que optes, aplícalo por varios días hasta que veas resultados. Puede tomar tiempo en hacer efecto, dependiendo del estado en que se encuentren tus talones ¡solo ten paciencia!

Compra una piedra pómez. Será la mejor herramienta que tendrás para devolverle la belleza y suavidad a tus pies.

Reacciona
Comparte