null: nullpx
cabello

5 razones por las que no consigues el color de cabello que quieres

Publicado 4 Nov 2014 – 03:00 PM EST | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

Cuando te enamoras de un color de tinte de cabello, piensas que te verás igual a la modelo de la caja. Pero cuando quitas la toalla luego del proceso de teñido, notas una gran y decepcionante diferencia entre tus expectativas y la realidad.

Si alguna vez te preguntaste por qué no consigues el color de cabello que quieres, te recomendamos leas estas cinco razones.

#5 Tu cabello ya tiene varios colores

Si eres adicta a las tinturas, tu cabello ya tiene muchos colores en las capas superiores, y el teñido puede terminar con un acabado entrecortado. Esto se debe a que la tintura es más oscura en ciertas partes del pelo y más clara en otros. En estos casos, lo ideal sería obtener un color que se pueda obtener con el resultado deseado en cada sección diferente del pelo.

#4 No has aclarado lo suficiente

Si no has decolorado bien el cabello antes de teñirte –especialmente en los tonos pasteles–, el color que elegiste puede no resultar en el aspecto deseado. Entonces, si tu cabello es muy oscuro, es poco probable que el tono a teñir quede perfecto. Antes, debes aclarar el cabello lo máximo posible –pero cuidado, porque eso también daña mucho el pelo–.

#3 Utilizas un solo color

A veces, un mismo color no es tomado por igual a lo largo de las hebras de cabello. Los matices del pelo natural pueden producir matices en el tinte, que pueden dejar las puntas en un tono verdoso. A menudo, las tinturas usan bases cenizas para obtener un buen tono, y esto es lo que puede traducir un tono verdoso tu color natural. La solución sería usar un color en las raíces, enjuagar y luego otro semipermanente y diferente para las puntas.

#2 Lo dejas demasiado tiempo

Esperaste un largo tiempo para al fin ver los resultados de tu nuevo color, y te topas con la sorpresa de que no es lo que ansiabas. Esto se puede deber a que hayas dejado el proceso de color por mucho tiempo, sin tener en cuenta el gosor de tus hebras. Para solucionarlo, puedes usar un champú clarificante y lavar el cabello unas cuántas veces con él, y si no funciona, consultar con un estilista.

#1 El color elegido es poco real

Cuando quitas la toalla notas que el tono de tu pelo dista bastante al de la modelo de la cajita. Esto sucede cuando el color que pretendes para ti dista mucho de las características y tono de tu piel y cabello natural. Si no quieres llevarte una de estas sorpresas, se recomienda permanecer dentro de dos o tres tonos de tu color natural.

Estas has sido las 5 razones por las que no consigues el color de cabello que quieres. ¿Te ha pasado? ¡Cuéntanos!

Reacciona
Comparte