null: nullpx
Mascotas

Trucos para bañar a tu perro y evitar que huya del agua

Publicado 7 Sep 2014 – 04:00 PM EDT | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

Las mascotas son como los bebés, una primera mala experiencia con el agua puede ser suficiente para que tengan aversión por el preciado líquido. Conoce éstos  trucos para bañar a tu perro sin que se escape del agua y para que tú no tengas que andar a las corridas por la casa para atraparlo.

Cómo bañar a tu perro sin que se escape

Antes de buscar a tu perro para llevarlo a darle un baño, conviene que dejes a manos todos los productos que necesitarás. 

  • El champú debe tener la tapa abierta.
  • La esponja debe estar dentro del recipiente o bañera en la que lo bañarás.
  • Las toallas para secarlo deben estar colgadas y dobladas al alcance de tu mano.

Al tener cerca todos los elementos que necesitas para bañar a tu perro no tendrás que descuidarlo ni un segundo, por lo que tu mascota no tendrá oportunidad para salir corriendo del agua.

Antes de sumergir a tu perro en el agua prueba que ésta tenga una temperatura templada. Coloca tu antebrazo para corroborar que no está ni muy caliente ni muy fría. 

En caso de bañarlo con una manguera o teléfono de ducha, comprueba que la presión del agua no sea fuerte para evitar que tu mascota se asuste.

Mete a tu perro en el agua y comienza a mojar su cuerpo hasta que esté totalmente mojado. Evita que le llegue el agua a las orejas y los ojos.

Cuando frotes la piel de tu perro con la esponja no lo hagas bruscamente, hazlo como si los estuvieras acariciándolo y háblale en un tono suave y amoroso. Cuando consideres que está limpio enjuaga y seca muy bien cada parte de su cuerpo.

La hora del baño debe ser dedicada a tu mascota por completo; evita ruidos molestos e interrupciones de cualquier tipo. Trata de bañarlo en un momento en el que no estés apurada o nerviosa, de lo contrario tu mascota percibirá tu estado de ansiedad y se pondrá igual que tú. Tampoco es buena idea que haya gente desconocida alrededor mientras lo bañas.

Si logras bañar a tu perro sin complicaciones porque se comportó muy bien, entonces regálale una golosina para recompensarlo.

Cómo mantener limpio a un perro

La recomendación es que los perros deben ser bañados cada tres meses para evitar irritaciones en su piel, a menos que por alguna razón en especial tengas que bañarlo antes.

Entre baños, cepilla su pelaje con un cepillo duro para mantenerlo limpio.

Los perros que huelen mal incluso después de un buen baño pueden padecer de enfermedades o estar alimentados con comida de mala calidad; si es el caso de tu mascota, llévala al veterinario.

Muchos perros aman el agua y nadar, pero cuando se trata de la combinación de agua y champú la historia es otra. Sigue los consejos que acabamos de mencionar en el próximo baño de tu mascota y la experiencia será positiva para ambos.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:MascotasMascotas en CasaVix