null: nullpx
Consejos para el Hogar

Cómo elegir las repisas

Publicado 23 Jul 2012 – 02:00 AM EDT | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

Si bien puedes basarte sólo en aspectos decorativos, también debes considerar otras cuestiones más funcionales a la hora de elegir las repisas del hogar. Tanto el espacio que ocupan las repisas y el tipo de uso que les vamos a dar pueden tener mayor relevancia que cualquier consideración estética.
 
Es probable que el costo económico de las repisas sea otro aspecto a tener en cuenta. Al igual que la seguridad que deben brindar, ya sea por el peso que deberán soportar o porque tienes niños en casa. Por lo tanto, decidir qué repisas son mejores no es un cuestión que deba tomarse a la ligera.


Repisas para espacios pequeños

repisas rinconeras

repisas en las ventanas

Repisas regulables

repisas de ménsulas regulables

Repisas flotantes


 
Si estás pensando en una decoración minimalista, las repisas flotantes son una opción muy acertada. Reciben este nombre porque los estantes carecen de apoyos y sostenes a la vista, lo que genera la sensación de liviandad de estas repisas.
 
Sin embargo, se sostienen por encastre en una guía metálica que se fija a la pared. Si bien son seguras, estas repisas minimalistas no están hechas para soportar mucho peso, por lo cual suelen destinarse a pequeños adornos o algunos libros y revistas. De todas maneras, hay otras opciones de bibliotecas minimalistas.


Cómo colocar una repisa flotante:

Materiales:

  • Estante para repisa flotante.
  • Soporte para repisa flotante.
  • Tacos para pared (para paredes normales o de yeso).
  • Tornillos.
  • Taladro.
  • Nivel.
  • Cinta métrica.
  • Lápiz.

Procedimiento: 

Primero debes utilizar la cinta métrica para medir en dónde debes colocar la repisa, marcando con el lápiz la altura deseada. Luego, toma el soporte de la repisa y con la ayuda de un nivel, busca la posición adecuada (la burbuja deberá quedar al centro de las marcas del nivel) y haz una marca en la posición en donde irá atornillada la repisa.
 
Usa el taladro para perforar en las marcas que hiciste antes y coloca los tacos acordes al tipo de material de la pared. Posteriormente, puedes comenzar a atornillar una de las puntas para asegurarte de que esté a nivel y luego coloca los restantes tornillos.
 
Por último, sólo tienes que colocar los agujeros de la repisa sobre los soportes metálicos y deslizarla hacia el muro. Y listo, tienes tu estantería flotante.


Repisas seguras

¿Cómo elegir las repisas más seguras? En este punto es importante que consideres varias cosas. Por ejemplo, los materiales y el tipo de uso. Si piensas cargar la repisa con grandes cantidades de libros, no deberías optar por repisas de vidrio. A pesar de que pueden hacerse con vidrio templado y con un biselado para evitar accidentes, pueden no ser la opción más segura.
 


 
A grandes pesos, las repisas de madera suelen ser más convenientes. También puedes optar por repisas metálicas o estanterías de tipo comercial, que garantizan durabilidad y resistencia. Debes tener en cuenta que a mayor carga, mayor espesor deberán tener los estantes y más cortas deben ser las repisas o contar con más soportes intermedios. De esta manera evitarás las deformaciones por peso y serán más seguras.


Repisas para niños

Lo que hace a las repisas infantiles es más lo que en ellas guardas que su diseño. Sin embargo, se fabrican repisas para decorar cuartos infantiles con diseños muy llamativos. Pero nunca debes dejar de lado la seguridad y el acceso que las repisas ofrecen a los niños.
 

repisas para cuartos infantilesrepisa para la salapallets viejos para repisas

Reacciona
Comparte