Entretenimiento

No le vuelve a pasar... Geraldine Bazán asegura: "Ya no presumo a mi esposo porque luego se les antoja a otras"

La actriz, quien en breve podría trabajar junto a Julián Gil, deja en claro que Gabriel Soto es hombre de una sola mujer.

Geraldine Bazán confesó que ya no presumirá tanto a su esposo, el también actor Gabriel Soto, para evitar ‘darles tentación’ a otras mujeres.

Esto luego de que Univision Entretenimiento platicara en exclusiva con la actriz, quien nos confesó que no tiene ningún problema con ver el trabajo en pantalla de su esposo, al mismo tiempo que hizo una advertencia sobre seguir compartiendo de manera tan abierta su vida con el actor: "Vi la escena más fuerte de Gabriel y Adriana Louvier, y sé lo que significa estar detrás de eso; pero bueno, al final yo lo tengo todos los días en mi casa, aunque honestamente no hay que presumirlo mucho porque luego se les da a desear a otras chicas".


Geraldine Bazán y Gabriel Soto llevan poco más de 10 años juntos, y la pareja es conocida por todos los altibajos que ha sufrido su relación. Uno de los más sonados fue el que involucró a la venezolana Marjorie de Sousa y la inocente cargada que terminó en tremendo escándalo durante abril de 2016.

El escándalo, que inició con ese simple hecho, duró hasta el nacimiento del pequeño Matías, luego de que surgiera el rumor de una posible relación entre Soto y De Sousa, aunque no fuera más que eso: un rumor que se regó como pólvora e, incluso, llegó hasta los juzgados mexicanos en medio del pleito legal que sostienen Julián Gil y y la actriz venezolana por las convivencias y manutención del pequeño Matías Gregorio.

Geraldine, quien además está próxima a compartir escena con Julián Gil en una telenovela, comentó que no tiene ningún problema con el actor: "Sí, lo conocemos hace muchos años y el trabajo es sagrado: trabajo es trabajo. No tengo nada en contra de nadie". Además, aclaró respecto a toda la ola de información que se ha dado al respecto de Marjorie de Sousa: " Me siento victoriosa ante el escándalo, porque no me embarro en algo que no me corresponde".


Como una verdadera dama, Geraldine hizo oídos sordos al escándalo y aseveraciones de algo que nunca existió. Por ello, la actriz nos cuenta el aprendizaje que sacó de todo esto: "En este medio en el que vivimos es muy complicado, siempre estamos a expensas de lo que a la gente o a los medios se les antoje decir, aprendes a conocerte a ti misma, tu realidad y la forma que tiene uno para responder, así como a saber sortear las cosas. Ahí sí creo que me volví mucho más experta".

Y es que luego de que Gabriel comienza a tomar fama de ser un apasionado esposo gracias a su personaje de 'Damián Becker' en el melodrama 'Caer en Tentación', Geraldine nos compartió: "No puedo ver tanto la telenovela como me gustaría, porque es una historia muy fuerte, además de que en ese horario yo estoy durmiendo a las niñas, a veces lo veo dos horas después, pero pasa que ya estoy cansada y luego me quedo dormida porque es muy tarde".