null: nullpx
Entretenimiento

Las dos caras de Gianluca Vacchi: fui a su casa y descubrí cómo es su vida fuera de Instagram

Este millonario italiano pasó de heredar una fábrica máquinas para el envasado de té, medicamentos y cosméticos, a ser, como él mismo dice, un 'global entertainer'. Ahora se está convirtiendo en DJ, pero saltó a la fama por los videos en que baila con su exnovia y donde mostraba su estilo de vida de lujo. ¿Existe un Gianluca Vacchi oculto, diferente al que se ve en las redes sociales?
27 Ene 2018 – 12:43 AM EST

Sentí decepción cuando estuve de pie frente a la entrada del apartamento de Gianluca Vacchi en Miami. Pensé que me iba a encontrar con una puerta dorada y negra, con las iniciales ‘GV’ enormes y una aldaba con un león de oro. En cambio, la puerta parecía de un estudio de televisión: gris, metálica, sin cerradura, de esas que necesitan una tarjeta para desbloquearse.

Pero esa no fue la única sorpresa que me llevó el encuentro con Gianluca Vacchi. “Ustedes pueden preguntarme lo que quieran, pero no quiero bailar. Yo bailo de manera espontánea, si ocurre, bien, pero no me gusta planear, me gusta que las cosas fluyan”, dijo. Tuve que desterrar de mi mente las ideas preconcebidas que tenía sobre Gianluca, el 'influencer' de Instagram, para conocer su otra cara.

No todo fueron percepciones erróneas. La puerta la abrió un mayordomo, una de las varias personas de servicio que encontré en el lugar. Vestía de blanco. Tenía lentes redondos y me recordó a Alfred, el criado de Bruce Wayne, el personaje de ficción que da vida Batman.

Envejecer le sienta así de bien a Gianluca Vacchi, que ya cumpió 50 años

Loading
Cargando galería

Así vive Gianluca


Pensé que Gianluca podía ser comparado con el 'Caballero de la Noche' en cierta forma. Es un hombre nocturno, que dice dormir sólo entre tres y cuatro horas al día (asegura que de joven pasaba hasta tres noches en vela). Al igual que Batman cuenta con muchos ‘juguetes’ entre vehículos y casas.

Preguntado por sus propiedades, Gianluca no recordaba si tenía cinco o seis autos de lujo (en el minibar vi las llaves de un Rolls Royce, quizá el mismo que ha mostrado en su Instagram, con asientos naranja), pero sí sabe con seguridad que tiene cuatro motos en Miami y cuatro en Italia. También sabe a ciencia cierta que tiene tres botes y explica que uno de ellos lo compró con la ganancia de su primer gran negocio. Tuvo un helicóptero que piloteó por doce años y del que una vez se lanzó al mar, como lo hacía el multimillonario italiano Gianni Agnelli, el hombre que internacionalizó a Fiat. En cuanto a casas, colecciona seis en total, cinco en Italia y su apartamento en Miami, donde se mudó en abril de 2016.

Sin embargo, hay que recordar que en agosto de 2017 el Banco BPM le embargó cerca de 11.7 millones de dólares en propiedades, como un yate, villas y acciones en un campo de golf, por cuenta del incumplimiento en pagos de un préstamo que había solicitado para comprarle a familiares acciones de la empresa que heredaron de su abuelo. Sin embargo, él desestimó esas acusaciones en una visita al show ' Despierta América': "existe una demanda contra el banco (BPM) porque mi asesor me dijo que no aplicaron el interés bancario correcto. Es algo relacionado solo al 1 por ciento de mi fortuna", detalló.

Si uno entra al apartamento de Gianluca Vacchi en Miami sin saber que él vive allí, podría pensar que es el hogar de un cazador: tiene un avestruz, la calavera de un felino y la cabeza de un gorila. Pero es sólo apariencia, se trata de meros adornos decorativos, réplicas. En un momento le pregunté que si alguna vez había ido de cacería y me dio un no rotundo, sin una explicación ulterior, dándome a entender que ni siquiera lo habia pensado alguna vez.

A pesar de la ostentación, su vocación noctámbula y su conocido estado de forma, con esos marcados abdominales que broncea a diario, Gianluca es, a diferencia de Batman, un ser de carne y hueso, como demostraban las cajas de antiácidos y analgésicos que tenía a la vista sobre sus mesas de noche; sí, en plurar. En su apartamento de Miami usa dos habitaciones: “Una para mí y otra para estar en pareja”, explicó en una entrevista pasada cuando todavía era novio de Giorgia Gabriele, la modelo con que bailaba en sus primeros videos virales.

Las increíbles máquinas de Gianluca Vacchi

Loading
Cargando galería


Otra diferencia notable entre el famoso hombre murciélago y el popular 'instagramer' de 50 años es su obsesión por el color blanco, un distintivo en sus atuendos. Me propuse no irme de su casa sin resolver una de mis grandes dudas sobre él: ¿ cuántos trajes de baño de ese color tenía en su clóset?

Cualquiera que le siga en Instagram habrá visto hasta cansarse cómo Gianluca posa con un diminuto traje de baño, que algunos llaman incluso tanga. He visto en los bancos de imágenes de paparazzi cientos de fotografías suyas con esa prenda blanca, que lleva muy ajustada cuando toma el sol en las playas de Miami. La cuestión de si tiene muchos iguales, o es siempre el mismo, ha llegado a debatirse con amigos y compañeros de oficina. Así que, si no iba a poder verlo bailar allí, al menos me iba a meter en su armario para salir de dudas de una vez por todas. "¿Podemos verlo?", le pregunté casi al inicio de la visita, cuando nos mostraba su equipo de DJ. "No", dijo de manera rotunda, "es un simple traje de baño", y hacía gestos con las manos que me indicaban algo que, por educación, no me iba a decir con palabras: "¿por qué diablos querrá ver este tipo mi traje de baño blanco?". Sólo le faltó hacer ese gesto, tan italiano como la pasta, que consiste en unir los cinco dedos de la mano y elevarlos un poco al aire. Pero yo no me iba a rendir, tenía que ver ese traje de baño como me fuera posible.

Gianluca, el amigo

Alejado de los reflectores, Gianluca resultó entrañable y considerado. Al acceder a su apartamento lo vi al fondo, sentado en una especie de mueble con forma de oveja. Después de presentarme, me dijo: “Y este es ‘perro fiel’, míralo, my friend”, dijo al tomar una ovejita pequeña de madera y peluche que bautizó con el nombre de la canción de Shakira y Nicky Jam, y con la que bailó en un video que alcanzó 6,4 millones de reproducciones en Instagram.

Después de presentarme a su oveja, me ofreció agua o café. Detrás de mí, como mi sombra, esperaba mi respuesta el mayordomo, muy atento. Durante las dos horas que estuve allí me ofreció algo de beber en dos o tres ocasiones más. Aunque no tiene pareja en la actualidad, Gianluca no está solo. Le encanta disfrutar de sus lujos con sus amistades. Tiene una sala de cine con seis camas, "para relajarme con amigos", dijo y comentó que su obsesión son las historias de la mafia: siente fascinación por 'Narcos', de Netflix, y conoce con propiedad el libro mismo y todas las adaptaciones para cine y televisión que ha tenido 'Gomorra', el reportaje periodístico sobre la mafia napolitana que lanzó a la fama al italiano Roberto Saviano.

“Mis casas están diseñadas con el concepto de pasar el tiempo con amigos”, dijo. Durante la visita, de repente, salió de una de las habitaciones un hombre con lentes de sol. Lo reconocí al instante. Era Nicola Zucchi, un músico que acompaña a Gianluca en su nueva vida como DJ, y que aparece en repetidas ocasiones en sus pubilcaciones en redes sociales. Nicola se metió a la cocina, donde, a lo lejos, se veía una mujer planchando ropa. En la pared vislumbré una pijama blanca con pepas negras, con la que Gianluca ha aparecido varias veces en Instagram, en especial con Ariadna Gutiérrez, una modelo colombiana que tuvo un romance con el italiano tan fugaz como su triste y bochornosa coronación en Miss Universo.

Nicola es "un hermanito que decidí llevar conmigo en esta bella y nueva experiencia, por su gran alma y su gran sonrisa", explicó Gianluca en un post de Instagram. Delfina, la esposa de Nicola, estaba durmiendo en una de las habitaciones y Nicola le llevó el desayuno a la cama. "Deberías hacer eso conmigo, my friend", le dijo Gianluca, riéndose con una carcajada que me resultó familiar. Ese era el Vacchi que yo conocía de tantos y tantos videos.


Le pregunté a Gianluca si él les cobraba a los artistas por bailar sus canciones en Instagram: "No, lo hago de manera espontánea”, manifestó para mi incredulidad. Eso supondría un gran acto de generosidad dado que es bien conocido que los famosos se lucran de su popularidad en redes sociales. El post más popular de Gianluca Vacchi en toda su vida en Instagram es el video en el que baila ‘ Despacito’ con su exnovia Georgia, con casi quince millones de reproducciones. Le sigue ‘ La Bicicleta’, de Shakira y Carlos Vives, con casi trece millones de reproducciones. Es un misterio saber cuántas descargas de canciones se producen gracias a sus bailes, pero es incuestionable que sus movimientos contribuyen de forma notable a promocionar los temas. La frase 'Gianluca Vacchi Despacito' cuenta con 933 enlaces sólo en Google Noticias, mientras que en Google en general sobrepasa los 483,000.



El clóset de Gianluca

Una cosa llevó a la otra y al cabo de un rato me encontré dentro del armario de Gianluca. Era tan grande como la sala de mi casa. Lo tenía organizado al milímetro, con un aire a museo. Me mostró los brazaletes que se pone en los tobillos y señaló que eran de la tribu de los Masai Mara. Intrigado por conocer la historia sobre cómo los había conseguido, le pregunté si alguna vez había ido a África. La respuesta fue negativa. Me sorprendió porque, además de sus brazaletes africanos, tenía un libro y una fotografía enorme de un león tomada por Peter Beard, el legendario fotógrafo neoyorquino que capturó en el libro ' The End of Game' la muerte por hambre y sed de miles de elefantes, rinocerontes e hipopótamos en Kenia entre 1960 y 1970. En ese sentido, Gianluca parecía enamorado de la estética africana, más que resultar un explorador de vocación.

En ese momento entendí algo: recordé la puerta gris, como de estudio de televisión, y la decoración perfecta y puesta de manera milimétrica para expresar todo el universo de Gianluca Vacchi. Todo eso me hizo sentir que estaba dentro de una puesta en escena. Para ser Gianluca Vacchi no hay que haber ido a África, ni tener la guarida subterránea de Batman.

Él había convertido su día a día un espectáculo donde es el protagonista: "Hoy tenemos una real y una vida virtual. Pero tú puedes ser realmente exitoso si estas dos vidas se pueden sobreponer, una sobre la otra", dijo.


Gianluca adelantó que le resultaría muy fácil hacer un 'reality show' y comentó que era posible que en un par de años su vida pudiera llegar a la televisión.

Y bien, como ya estábamos en el armario hablando de sus cien sombreros, sus treinta tuxedos y el maletín que le regaló el príncipe de Qatar con su cara estampada, le pedí que nos mostrara su traje de baño blanco. Riéndose, abrió el cajón y lo sacó. Dentro, había más trajes de baño blancos iguales. Misterio resuelto, pensé satisfecho. De hecho, tenía trajes de baño de otros colores. "Mira, mira", dijo, tomando uno y mostrando, orgulloso, que llevaba su nombre escrito: "Aquí dice, Gianluca Vacchi". No podía ser de otra manera.

Publicidad