null: nullpx
Entretenimiento

Kim 'boss' Kardashian o cómo la 'influencer' demostró su poder en la Casa Blanca

A seis días de su famoso encuentro con Donald Trump, el presidente concede la clemencia presidencial que procuraba la estrella televisiva.
7 Jun 2018 – 8:25 PM EDT

Hace seis días, la fotografía del presidente Donald Trump y la estrella televisiva Kim Kardashian juntos en el despacho oval sorprendió al mundo. Después de todo, la empresaria y una de las estrellas del programa telerrealidad ‘ Keeping Up With the Kardashians’ había plantado pie en la Casa Blanca esa tarde del penúltimo día de mayo para reunirse con Jared Kushner, esposo de Ivanka Trump, y otros asesores del mandatario para abogar por la liberación de Alice Marie Johnson, una afroestadounidense condenada a cadena perpetua por un caso de drogas.

La audiencia se realizó a puertas cerradas, lejos de los focos que siempre acompañan a la hermana mayor del famoso clan Kardashian y al presidente. Esa imagen, la única evidencia del encuentro que Trump colgó en su cuenta de Twitter, provocó un fogoso debate en la red social, donde muchos cuestionaron la capacidad y las credenciales de la socialité para reunirse con el presidente y tratar un asunto tan árido como la reforma penitenciaria.


En fotos, la visita de Kim Kardashian a Trump que la llenó de esperanza y optimismo

Loading
Cargando galería

Otros escépticos tacharon la reunión como un truco publicitario de Kim (conocida por sus desnudos) y descartaron el peso de su influencia. La esposa del cantante Kanye West, quien públicamente ha apoyado a Trump, cuenta con una legión de más de 60 millones de seguidores en Twitter. Tiene más seguidores que el presidente, quien amasa 52.5 millones.

Se equivocaron. Este miércoles, sin que nadie lo esperara, Trump soltó la sorpresa: conmutó la sentencia de Johnson, quien extinguía su condena en una prisión federal en Aliceville, Alabama. La mujer, que ya cumplió 21 años de cárcel por posesión de cocaína y lavado de dinero deberá quedar en libertad próximamente

“La señora Johnson ha aceptado responsabilidad por su comportamiento pasado y ha sido una prisionera modelo por más de una década”, apuntó Trump en el parte de prensa que anunciaba su decisión sin mencionar el famoso encuentro.

La influencia de Kim

A sus 37 años, Kim se ha consolidado como una de las 'influencers’ más poderosas en esta era de las redes sociales y la inmediatez virtual. Las fotografías que publica en su cuenta de Instagram reciben millones de ‘likes’ y los productos que mercadea se convierten en ‘best sellers’ como su ocurrió con el lanzamiento de su penúltimo perfume que alcanzó ventas de 10 millones de dólares en 24 horas, según el portal TMZ. No es para menos, la siguen 112 millones usuarios solo en Instagram.

Por eso esta semana, recibió el premio ‘ Top Fashion Influencer’, que concedió por primera vez el Council of Fashion Designers of America.

Hasta ahora Kim había reservado sus habilidades mediáticas y su influencia para los negocios. La revista Forbes estima que ha generado 45.5 millones de dólares en ganancias.

Pero eso cambió en octubre pasado cuando vio un video publicado por el portal Mic sobre Johnson, quien cumplía una condena excesiva por un caso de drogas y su primera ofensa. La historia de aquella abuela que veía pasar los días detrás de las rejas por cooperar con una organización de tráfico de cocaína en Memphis tocó a Kim.

Desde ese momento, comenzó ayudar. Nada de poses de diva, sino con acciones concretas. Reclutó a la abogada Shawn Chapman Holley, quien trabajó con su padre Robert Kardashian en el caso de O.J. Simpson, para que ayudara en la campaña para conseguir la clemencia presidencial (que el presidente Barack Obama le negó a la convicta) y se movilizó en las redes sociales, un territorio que conoce al dedillo. También utilizó esos contactos que tiene a la mano por moverse en este exclusivo mundo de las celebridades. Su primer acercamiento: lvanka Trump. Esa conexión la llevó a su marido Jared Kushner y el miércoles pasado, el mismo día en Johnson cumplía 63 años, se reunió con el presidente del país más poderoso del mundo a quien ya conocía. Kim participó en el programa ' The Celebrity Apprentice', que conducía Trump.

Fotos: así han sido los encuentros entre Kim Kardashian y Donald Trump

Loading
Cargando galería

Esa noche y desde su cuenta Twitter, Kim agradeció a Trump por su tiempo y reiteró su petición para que concediera la clemencia presidencial. No retuiteó la foto con el mandatario, donde estaba con el rostro serio y vestida de riguroso negro.

Seis días después, Trump perdonó a Johnson.

Como exige el protocolo de estos tiempos, Kim recurrió a Twitter para dar gracias a Trump y a su yerno por la compasión demostrada y el tiempo dedicado a este caso. Luego reafirmó su compromiso con la lucha por una reforma carcelaria.


También dedicó palabras a Johnson, un nombre que en los últimos meses retumbó en su red social. Reveló que conversó con la mujer, quien gritaba y lloraba al otro lado del teléfono- “ Es un momento que nunca olvidaré”. Y así en un tuit de 187 caracteres consolidaba tu poderío como la ‘influencer’ del momento.

Más contenido de tu interés