Kardashian

Blac Chyna ha 'curado' la diabetes que padecía Rob Kardashian

Las dotes culinarias de su prometida habrían sido claves para que el pequeño de los Kardashian haya podido desprenderse de la enfermedad.
2 Sep 2016 – 10:58 AM EDT

Como consecuencia de su carácter despreocupado en lo que a vigilar su estado de salud se refiere, el pasado mes de diciembre Rob Kardashian tuvo que ser ingresado de urgencia en el hospital al haberse olvidado de administrarse la dosis de insulina necesaria para sobrellevar la diabetes tipo 2 que le había sido diagnosticada meses antes.

Sin embargo, semejante suceso sirvió al joven de 29 años para adoptar una actitud mucho más responsable en lo relativo a sus hábitos alimenticios y, finalmente, para desprenderse de la enfermedad gracias a los saludables platos que le prepara su prometida Blac Chyna: o eso es al menos lo que él asegura ahora con orgullo.

"Fue un gran susto. Descubrieron que tenía diabetes tipo 2 seis meses antes de que ocurriera, pero paré de inyectarme la insulina. No me gustaba tener que estar sometido a ese tipo de rutina. Llegó un momento en el que empecé a vomitar sin parar, ni siquiera podía tragar porque mi garganta estaba completamente seca. Sentí que me iba a morir. Cuando por fin salí del hospital supe que necesitaba hacer cambios en mi vida. Chyna y yo tuvimos una charla muy seria y ella me prometió que iba a empezar a cocinar para mí con el propósito de acabar con mi diabetes. Y así ha sido, me ha curado", revela la estrella de reality a la revista People.

Gracias a esta nueva dieta compuesta únicamente por comida casera, Rob ha logrado cumplir su objetivo de perder peso -lo que él asocia directamente al fin de su condición de diabético- aunque no tanto como le hubiera gustado, pues los antojos de su prometida, que está embarazada, son demasiado apetecibles como para no compartirlos.

"Después de perder 13 kilos rápidamente, volví a recuperar nueve, así que vuelvo a estar con un peso que no me resulta cómodo. Ahora mismo estoy en 129 kilos. Tengo que volver a la dinámica de antes, pero es muy difícil porque Chyna está embarazada y come lo que quiere, y a mí me gusta comer con ella", explica.

A pesar de las frecuentes oscilaciones en su peso, el benjamín de la familia televisiva ya ha conseguido alejarse de los 136 kilos que le impidieron asistir a la boda de su hermana Kim Kardashian con Kanye West al sentir vergüenza de su propio aspecto, una "época oscura" que su nuevo amor -madre de King Cairo (3) fruto de su relación con el rapero Tyga, que actualmente mantiene un noviazgo con Kylie Jenner, hermanastra de Rob- le ha ayudado a superar.

"Chyna me ayudó a superar mi época más oscura. Ella me motiva. Estar con ella me ayudó a superar mis inseguridades a la hora de mostrarme en público", reconoce.


Kim Kardashian y Blac Chyna tienen una plática privada

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés