Entretenimiento

Inmortalizan al 'monstruo' de Harvey Weinstein en una estatua que denuncia sus abusos sexuales

Los artistas Plastic Jesus y Joshua ‘Ginger’ Monroe colocaron la obra dedicada al desterrado productor de cine en el vecindario donde este domingo se celebrará la ceremonia de los Oscar, que premia lo mejor de la industria de las películas.
2 Mar 2018 – 1:11 PM EST

El nombre del otrora poderoso productor de Hollywood, Harvey Weinstein, no aparece en la codiciada lista de invitados a la edición 90 de entrega de los premios Oscar, que se celebrará este domingo en el Teatro Dolby, en Los Angeles.

Pero, a tres días de la gala, una estatua dorada suya, sentado en un sofá de cuero dorado, ataviado con una sedosa bata rosada y pantuflas mientras sujeta una estatuilla, se alojó próxima al lugar por donde desfilarán los grandes de la meca del cine.

Estas famosas de Hollywood denunciaron ser víctimas del acoso sexual de Harvey Weinstein

Loading
Cargando galería

Bautizada como ‘Casting Couch’ (El sofá del casting), se trata de una obra de los artistas Plastic Jesus y Joshua ‘Ginger’ Monroe, quienes en el 2016 diseñaron estatuas del entonces candidato presidencial Donald Trump desnudo y las colocaron en Nueva York, San Francisco, Los Angeles, Seattle y Cleveland.

La escultura de tamaño real constituye un acto de protesta, que busca denunciar esa cultura de tolerancia al sexismo y al hostigamiento sexual que ha permeado en la industria del entretenimiento y destacar el papel de Weinsten -a quien la actriz mexicana Salma Hayek describió como "mi monstruo'- en ese opaco capítulo de la historia hollywoodense, de acuerdo a sus creadores.

“Hay tanto sobre Hollywood que es grandioso y se celebra en los Oscar, pero por lo bajo también hay una corriente oscura en la industria que a menudo barremos por debajo de la alfombra o ignoramos”, afirmó Plastic Jesus.

Todos estos famosos están en el ojo del huracán por el caso de acoso sexual de Harvey Weinstein

Loading
Cargando galería

Explicó que la frase ‘sofá del casting’ usada para describir la demanda de favores sexuales a cambio de trabajo podía parecer una reliquia de una época pasada, pero que “todavía forma parte de la cultura de Hollywood”.