Entretenimiento

Esteban Loaiza no fue arrestado por error: las autoridades tenían en la mira al viudo de Jenni Rivera

El expelotero de las Grandes Ligas manejaba un vehículo que ya había sido identificado como sospechoso de estar involucrado en el trasiego de narcóticos.

Esteban Loaiza, viudo de la ‘diva de la banda’, Jenni Rivera, estaba en la mirilla de las autoridades cuando fue arrestado en San Diego, California. El expelotero manejaba una camioneta que los agentes investigadores sospechaban se estaba usando para el trasiego de drogas y por esa razón, cuando el pasado viernes no detuvo la Mercedes Benz 450 ante una señal de pare, un agente de la Unidad de Supresión de Narcotráfico en la Frontera lo detuvo de inmediato.

Por alguna razón que aún no ha trascendido públicamente, los oficiales registraron el vehículo, modelo 2010, descubriendo un “compartimiento sofisticado”, que se utiliza para esconder contrabando como drogas, armas o dinero.

Poco se sabe de las circunstancias específicas de su arresto y detención, que trascendió la mañana del lunes, tres días después de que agentes de la Unidad de Supresión de Narcotráfico en la Frontera intervinieran con el exlanzador de las Medias Blancas de Chicago, entre otros equipos de las Grandes Ligas.

El escueto comunicado de prensa que publicó la Oficina del Aguacil de San Diego no identificó el lugar del arresto, ni qué material -si alguno- apareció en esa caja sospechosa o en el vehículo. Solo menciona que “la evidencia” obtenida en la intervención de tránsito, sirvió para solicitar una orden de registro y allanamiento de la casa, en la ciudad de Imperial Beach, al suroeste de San Diego, que el expelotero alquila desde inicios de este mes. En algún lugar de esa residencia, que ubica cerca de un cuido preescolar, las autoridades encontraron 20 kilogramos (44 libras) de lo que alegan es cocaína, con un valor estimado en el mercado de 500,000 dólares.

Esa decisión de limitar la información se tomó, para no afectar “la investigación” en curso, según explicó a Univision Entretenimiento el teniente Jason Vickery. Y es que el asunto se extiende más allá del campo de juego del expelotero, quien desde la noche del viernes duerme tras los barrotes del South Bay Detention Facility en Chula Vista, California, porque no ha podido pagar una fianza de 200,000 dólares.

El portavoz de la fiscalía de San Diego, Jesse Navarro, tampoco aclaró el alcance de la pesquisa que involucra al expelotero, que ganó más de 43 millones de dólares en una carrera que se extendió 13 temporadas.

En entrevista con Despierta América, Navarro repitió que las autoridades detuvieron al exlanzador por cometer una pequeña infracción de tránsito, pero aportó un dato revelador: que el hombre de 46 años fue entrevistado por los oficiales que lo detuvieron y que esa información, junto al hallazgo en el “compartimiento secreto” justificaron la orden de cateo.

Cabe recalcar que un juez emite una orden de registro solo cuando existen sospechas fundadas de que en un lugar en específico puedan encontrarse pruebas de una actividad ilícita.

“Es una cantidad bastante significante (de cocaína)”, apuntó Navarro sobre la alegada droga hallada en la residencia. “Es una cantidad, pues que el sentido común va a indicar que no es para uso personal”, agregó.

Otros pormenores del arresto y de la investigación podrían trascender la tarde del miércoles cuando el exlanzador comparecerá ante un juzgado de Chula Vista para la presentación formal de los cargos en su contra.

Hasta el momento, solo se le imputan tres cargos estatales: posesión de sobre 20 kilogramos de cocaína, posesión de cocaína con intención de venderla y transportación de sustancias ilícitas.

De ser hallado culpable, el hombre que estuvo casado con la intérprete de 'Sufriendo a solas' podría enfrentar una condena de 5 años, según Navarro, aunque otros expertos en asuntos legales han especulado que el expelotero se expone a entre 15 a 20 años de prisión.