null: nullpx
Entretenimiento

Empujones y golpes: Aleyda Ortiz habla en exclusiva del maltrato al que le sometió un ex

La boricua confesó en el reality de Univision 4 Días Antes del Sí que fue víctima de violencia a manos de una pareja que tuvo tras ganar Nuestra Belleza Latina en 2014. La conductora explicó en una entrevista con Univision Entretenimiento cómo logró romper con esa relación destructiva.
3 Ago 2018 – 5:20 PM EDT

Después de que Aleyda Ortiz se coronó como la octava reina de Nuestra Belleza Latina parecía que tenía el mundo rendido a sus pies. Cosechaba fama y había encontrado un amor. Pero detrás de su sonrisa se escondía un duro secreto que terminó por revelar durante la grabación de 4 Días Antes del Sí.

A la boricua todavía le cuesta hablar del asunto porque no quiere andar por la vida con una etiqueta de “víctima”, pero motivada por el espacio de legitimidad que creó el movimiento #MeToo y con la complicidad de sus amigas, Clarissa Molina, Daniela Di Giacomo y Nastassja Bolívar , decidió contar que su expareja la maltrató física y emocionalmente.

“Siempre te dicen que las relaciones son difíciles y con esa filosofía uno dice: 'pues tengo que aguantar'. También te dicen que en las relaciones uno crece con la pareja y pues (pensaba que) él todavía tenía que crecer y en muchas ocasiones yo me echaba la culpa”, apuntó en entrevista exclusiva con Univision Entretenimiento al término de la producción de 4 Días Antes del Sí.


Del jalón al empujón


“Decía: ‘tengo que mejorar’. ‘Él tiene razón’. 'Tengo que dejar de contestar los textos o sonreír' y cuando vienes a ver estás metida en esta bola de situaciones, que cada día es más grande y que de ahí llega a un jalón, a un empujón… Luego te pide perdón. Sientes que quieres a esta persona. Te dicen todo lo que quieres escuchar. Escala más de un empujoncito. Viene un golpe y escala y escala más y tú te vuelves un esclavo de la persona”, añadió sobre la revelación que compartió ante las cámaras de Univision durante su estancia en Bahía de las Águilas en República Dominicana.

La presentadora de El News Café explicó que contó su historia para que otras mujeres aprendan a identificar los síntomas del maltrato y puedan romper con el ciclo de la violencia doméstica, algo que sufren muchas mujeres independientemente de su raza o estrata social y que en este país es más común entre la población de 18 a 34 años.

Aleyda no está sola. Los números de la violencia de género son alarmantes. La Organización Mundial de la Salud estima que casi un tercio (30%) de las mujeres ha sufrido alguna forma de violencia física y/o sexual por parte de su pareja en algún momento de su vida.

En Estados Unidos, una cada tres mujeres ha sido víctima de alguna forma de violencia física a manos de su pareja en algún momento de su vida y la violencia doméstica representa el 15 por ciento de todos los crímenes violentos, según la National Coalition Against Domestic Violence.


En fotos: todo lo que no viste del reality 4 Días Antes del Sí

Loading
Cargando galería

Pese a la libertad que siente al soltar ese bulto, no quiere que su acción se malinterprete.

“No se trata de revolcar el pasado. Se trata de contarlo para poder salir adelante”, insistió la modelo de 29 años.

Los fans lo sabían


Aunque conversó largamente sobre este doloroso episodio de su vida, no nombró a su agresor. Pero comentó que muchos de los fans que la siguen desde hace años intuían que en aquel momento estaba en una relación tóxica y hasta se lo mencionaban en comentarios que colgaban en sus redes sociales.

“Uno más uno es dos y no hay de otra manera. ‘I am okay’ con las especulaciones. No puedo tapar el sol con una mano. De mi boca no lo quiero decir… para mí es como pasar la página. La razón por la cual incluso abrí este capítulo y esta etapa de mi vida no era para mencionar a otra persona sino para contar algo que viví. La gente no es boba. La gente en la casa lo percibe todo”, afirmó.

"Necesito ayuda"

Al principio, Aleyda no entendía que pasaba. Se alejó de su familia. Subió de peso. Cambió su estilo para complacer a su entonces compañero y evitar riñas. De pronto, el miedo y la ansiedad se convirtieron en sus acompañantes. No reconoció los síntomas de maltrato, aunque su familia le tiraba ‘pullitas’. Creyó que lo que le ocurría era típico y parte de los ‘growing pains’ de la vida en pareja.

Finalmente, tocó fondo. Un día, desesperada llamó a su mamá Cándida Rodríguez, quien le pagó el pasaje para que ese mismo día se marchara a Puerto Rico.

"Yo fui gordita": confesiones de Aleyda Ortiz, ganadora de Nuestra Belleza Latina

Loading
Cargando galería

“Yo tuve que levantar el teléfono un día y decir ‘ I need help’ (Necesito ayuda). No sé qué más hacer”, contó.

Durante un mes se refugió en el cariño de su familia y el calor de los suyos. Luego regresó a Miami para retomar su vida, aunque a la distancia su familia continuó dándole apoyo y “enviándole refuerzos” para que no recayera en aquella relación que llamó “destructiva”.

Ahora habló para desahogarse y para ponerle rostro a las sobrevivientes de la violencia machista.

No tengo miedo a hablar para ayudar, inspirar o escuchar a otras mujeres. No quiero que se vea como víctima o que yo me voy a quedar en el pasado. Lo más lindo no es contar el pasado sino el resultado de ese pasado”, concluyó.


Más contenido de tu interés