Entretenimiento

El papá de Jenni Rivera divulga una imagen que desempolva memorias tristes

El llamado ‘patriarca del corrido’, Pedro Rivera, colgó una fotografía de la 'Diva de la Banda' que recuerda su tormentosa relación con el expelotero Esteban Loaiza, a quien la cantante le había pedido el divorcio un mes antes de su muerte.

Parece un gesto inocuo, pero cuando Pedro Rivera colgó una fotografía de su hija, la fenecida cantante Jenni Rivera, en su cuenta de Instagram luciendo una camiseta con el número 21 del equipo de Los Angeles Dodgers desempolvó -quizás sin proponérselo- memorias de la complicada relación entre la ‘Diva de la Banda’ y el expelotero Esteban Loaiza.

La foto, publicada este martes por el llamado ‘Patriarca del Corrido’, se tomó el 26 de agosto de 2012 cuando la ‘Gran Señora’ cantó el himno nacional en el estadio de los Dodgers en California, donde el exlanzador jugó del 2007 al 2008. Un mes después, la intérprete de ‘Basta ya’ (quien antes de cantar el himno aseguró ser una fanática del equipo) anunció que se separaba de Loaiza.

En su breve temporada con el equipo de los Dodgers, Loaiza lució en su uniforme el número 21 y, en otras ocasiones, el 25.

La noticia de su tercer divorcio tomó al mundo del entretenimiento por sorpresa pues ocurría a escasos dos años de la celebración de una boda de ensueño.

“Las cosas que se hicieron en mi contra fueron tan graves que yo no las puedo aceptar", reveló entre lágrimas la intérprete en una entrevista con Raúl de Molina de El Gordo y la Flaca.

“No es bueno, ni honrado, ni es propio que yo diga las cosas que sucedieron. Él iba se iba a ver muy mal”, agregó en otro momento sobre su separación de Loaiza.

El 9 de diciembre de 2012, un meses después del anuncio de la separación del exlanzador, la muerte alcanzó a la hija de Pedro Rivera y Rosa Saavedra cuando el avión en el que viajaba se estrelló en México. Jenni Rivera iba rumbo a Toluca, tras ofrecer un concierto en Monterrey. Su divorcio nunca se concretó.

La polémica fotografía, que recibió 2,194 likes (gesto de agrado en el mundo virtual) también reaparece en momentos en que el viudo de la intérprete de ‘No llega el olvido’ vuelve a acaparar titulares. La tarde del miércoles, las autoridades federales asumieron jurisdicción del caso de narcotráfico que enfrenta el exjugador de las Grandes Ligas.

El pasado 9 de febrero agentes de la Unidad de Supresión de Narcotráfico en la Frontera de la Oficina del Alguacil de San Diego arrestaron al pelotero retirado por saltarse una señal de pare mientras manejaba una camioneta Mercedes Benz, que sospechaban se estaba utilizando para el trasiego de drogas. También allanaron su residencia.

Inicialmente Loaiza encaraba tres cargos estatales por posesión de sobre 20 kilogramos (44 libras) de cocaína, posesión de cocaína con intención de venderla y transportación de sustancias ilícitas. Pero la fiscalía de San Diego retiró esos cargos cuando las autoridades federales presentaron una denuncia en su contra ante el Southern District de California.

Ahora encara un solo cargo federal de posesión de cocaína con intención de distribuirla. Desde la noche del miércoles duerme en el Metropolitan Correctional Center de San Diego, una cárcel con capacidad para 1,000 presos.