null: nullpx
Entretenimiento

El dramático testimonio de Robbie Williams sobre su grave enfermedad: “estaba confuso y asustado”

El famoso cantante británico tuvo que finalizar su gira en septiembre, antes de tiempo, para ser ingresado de emergencia en un hospital luego de descubrir “anormalidades” en su cerebro.
15 Dic 2017 – 02:49 PM EST

El popular cantante y compositor británico Robbie Williams confesó en declaraciones al diario The Sun el tormento que ha pasado en los últimos meses, que lo llevó a estar hospitalizado y a cambiar drásticamente sus hábitos con el fin de superar una insólita enfermedad que lo obligó a cancelar fechas de su gira mundial ' Heavy Entertainment Show'.

En una dramática entrevista, Williams, exintegrante de la banda Take That y estrella internacional por mérito propio, con temas como 'Rock DJ' o 'Feel' reveló que todo comenzó tras bambalinas antes de dar un concierto en la ciudad suiza de Zurich, el 2 de septiembre de 2017. "De pronto mi brazo se quedó insensible". Agregó: "No podía parar de babear, tenía un terrible dolor de cabeza y no podía respirar."

No adivinarás lo que une a J Balvin y Robbie Williams

Loading
Cargando galería


Un médico acudió en auxilio del cantante de 43 años y aunque se notaba que estaba enfermo, le autorizó que siguiera con el tour, hasta que ya no pudo más y se internó en Londres antes de emprender su viaje a Rusia y Europa del Este. "Me hicieron análisis de sangre y me hice un electrocardiograma y un encefalograma, y se encontraron algunas anomalías, incluso algo en mi cerebro que parecía ser sangre. Ya no me dejaron salir del hospital. Esto, por supuesto, asusta, pero ya no estaba en mis manos. Me mandaron de inmediato del área de urgencias a la unidad de terapia intensiva".

Lo que más angustiaba a Williams era que en ese momento no estaba con él su esposa, Ayda Field, madre de sus dos hijos, Theodora (conocida en las redes sociales de su padre como "Teddie") y Charlton, de 5 y 3 años de edad, respectivamente. Ella se encontraba en ese momento en Los Ángeles y tuvo que volar de emergencia a la capital británica para encontrar a su marido internado, mientras se buscaba la razón para el padecimiento.

" En terapia intensiva yo no podía ver a nadie, me sentí confuso y asustado, estaba solo en esta cama, todo lleno de tubos, y aunque estaba muy asustado, sabía que estaba rodeado de gente que me ama y me apoya y que estaba haciendo lo correcto, pero no deja de ser una experiencia escalofriante".

Los médicos recomendaron reposo absoluto y en cuanto lo autorizaron a volar, se trasladó a Los Ángeles, donde se dedicó exclusivamente a descansar y a cambiar sus hábitos. Aunque Williams ha estado libre de alcohol y drogas desde 1999, también decidió hacer yoga, pilates, meditar y cambiar su dieta. "Ya no tengo 23 años, es momento de cuidarme más. Una vez que has estado en el planeta durante 43 años, te das cuenta de que, incluso si tienes todo lo que deseas, no eres invencible. Así que, de ahora en adelante, me cuidaré con más esmero".

Sobre su batalla contra el trastorno depresivo que padece, con el que ha luchado por décadas, Williams señala: "Quiero arreglarlo, quiero ganarle. En estos momentos, a veces estoy muy bien, luego otras veces no lo estoy y es abrumador. Mi vida no gira en torno a un estado neurótico deprimido y deprimente, aunque así parezca en gran medida. Tengo una enfermedad. Se trata de una enfermedad es una cosa que me hace querer aislarme y convertirme en un ermitaño y no salir y no participar en el mundo y ese es mi forma de natural de ser. Pero no puedo dejar que esta enfermedad me controle".

También te va a interesar:

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.