null: nullpx
Evergreen

La Corona tuvo que pagar las consecuencias por la muerte de Lady Di y no fueron fáciles

Publicado 1 Sep 2020 – 02:30 PM EDT | Actualizado 1 Sep 2020 – 02:30 PM EDT
Reacciona
Comparte

La realeza británica ha sufrido varios golpes a lo largo de su historia y uno de los más impactantes fue la muerte de la princesa Diana (puedes ver cómo sucedió en una serie gratis aquí).

A pesar de lo que se piensa, la Corona también se vio afectada por la tragedia y sus miembros debieron asumir varias consecuencias.

El paso de Lady Di por la realeza no cumplió con sus propias expectativas y tampoco con las de la reina Isabel II, quien creyó que ella tenía todo lo necesario para acompañar a su hijo cuando tomara el trono.

Sin embargo, la indiferencia que le mostraba el príncipe Carlos terminó por afectar su autoestima y su salud emocional.

Esto llevó a que la pareja se separara en 1992, obteniendo el divorcio 4 años más tarde, en 1996.

Tras su salida de la realeza, el semblante de Diana Spencer cambió radicalmente. Se le percibía contenta y plena, con sueños y propósitos que cumplir.

No obstante, su felicidad se vio interrumpida por un terrible accidente que le arrebató la vida.

El 31 de agosto de 1997, la princesa del pueblo falleció en el Hospital de la Pitié-Salpêtrière en París, Francia, luego de sufrir un accidente automovilístico en el interior del Túnel de l'Alma junto con su novio Dodi Al-Fayed, quien también murió.

El incidente ensombreció la reputación de la familia real y del ex-esposo de Lady Di, por lo que tuvieron que buscar la forma de lidiar con las consecuencias.

Una de las más severas fue desmentir las especulaciones que aseguraban que ellos habían planeado el choque.

Incluso, Mohamed Al-Fayed, padre de la pareja de Diana, dijo que su hijo causaba incomodidad a la Corona, motivo que pudiera haberlos orillado a cometer tan atroz crimen.

Sin embargo, las investigaciones de las autoridades de Francia y Reino Unido revelaron que el conductor del automóvil manejaba a exceso de velocidad y en estado de ebriedad, lo que provocó el impacto. Aún así, los rumores continuaron.

Además de eso, la realeza también lidió con el luto. Evidentemente, el dolor de los príncipes William y Harry por perder a su madre era indescriptible y sus familiares se dedicaron a ayudarles a superar el duelo. Asimismo, otros de los miembros sentían gran aprecio por la ex-princesa, y pasaron una gran pena tras saber la noticia.

Por último, la monarquía tuvo un período de fragilidad. Durante décadas, la reina se esforzó en ocultar las debilidades de la institución, pero ante la muerte de Diana, fue imposible no mostrarse vulnerables.

El impacto fue tal que la familia real continúa siendo señalada a 23 años del lamentable suceso. Lejos de lo que se piensa, la muerte de Diana Spencer no fue una ventaja para ellos, sino lo contrario.

Sigue leyendo:

Reacciona
Comparte