null: nullpx
Evergreen

Drama y polémica: Escándalos de la realeza que se quedaron grabados en la historia

Publicado 16 Ene 2019 – 01:34 PM EST | Actualizado 23 Ene 2019 – 12:20 PM EST
Reacciona
Comparte

La familia real se caracteriza por ser retacada y por cuidar todo lo que hacen y dicen. Cada uno de sus miembros debe seguir una serie de estrictos protocolos, los cuales garantizan que su imagen y comportamiento ante el público serán impecables.

Pero al final, son seres humanos como nosotros y también han cometido errores e indiscreciones. Estos escándalos quedaron marcados en su historia, y dudamos que la prensa y el público puedan (o quieran) olvidarlos.


realeza-vestimenta3.jpg

El romance entre Eduardo VIII y Wallis Simpson

El amor imposible también puede existir en la realeza y este caso ejemplifica perfecto cómo puede surgir de cualquier forma. Wallis Simpson era una socialité norteamericana que se enamoró del hombre equivocado.

Apenas había pasado un mes desde que Wallis se había divorciado de su segundo esposo, pero ya estaba enamorada del rey Edward o Eduardo VIII.

El rey le anunció al primer ministro sus deseos de casarse con Wallis, pero ambos sabían que la gente no aceptaría a esta mujer como su reina. Después de un tiempo, y al ver la imposibilidad de que la Corona aceptara al amor de su vida, Edward decidió renunciar al trono.

Edward VIII abdicó al título y se lo cedió a su hermano, Jorge VI ¡y todo fue por quedarse con la mujer que amaba! Tiempo después, Wallis y Edward declararon ser muy felices juntos.

Por cierto, esta acción fue lo que llevó a la reina Isabel II a prepararse desde muy pequeña para el trono. No estaba planeado que su padre, el rey Jorge VI, tomará el poder. Pero tras las acciones de su tío, el destino de su familia cambiaría para siempre.

Los escándalos de la princesa Margarita

La hermosa princesa Margarita es la hermana menor de la reina Isabel II. Ambas se han distinguido por su belleza y gran parecido. Pero Margarita también pasó a la historia por los escándalos en su vida sentimental.

En primera instancia, la princesa se enamoró de Peter Townsend cuando ella tenía apenas 20 años. Él era el director adjunto de la Casa Real.

Pero había un problema: él era mucho mayor que ella y además era divorciado, lo que resultaba un escándalo para la Corona. Margarita expresó sus deseos de casarse, pero su madre y su hermana la incitaron a no hacerlo.

Margarita terminó por renunciar al amor de su vida y al parecer nunca se recuperó de esto. La princesa se vio envuelta en escándalos, pues acostumbraba salir a fiestas y al parecer bebía de más.

Cinco años después, Margarita contrajo nupcias con Antony Armstrong-Jones, un fotógrafo. Estuvieron juntos durante 16 años y tuvieron dos hijos. Sin embargo, parece ser que la princesa no consiguió su final feliz.

La separación de Carlos y Diana

Diana fue conocida por ser una princesa diferente, interpuso a su familia y la felicidad de sus hijos antes que las normas de la realeza. Lamentablemente, también tuvo que enfrentarse a escándalos y decepciones en su vida de casada.

La boda entre el príncipe Carlos y Lady Di se convirtió en la ceremonia del siglo, pero todo acabaría después de ocho años de matrimonio y dos hijos.

La causa se reveló: Diana descubrió una infidelidad de su esposo con Camilla Parker, quien siempre se mantuvo como su amiga e incluso asistió a la boda vestida de blanco.

Se dice que Carlos nunca estuvo enamorado de Diana, su corazón siempre estuvo puesto en Camilla. No obstante, ella rechazó su propuesta de matrimonio y se casó con otro hombre, lo que dejó a Carlos destrozado.

El príncipe se casó con Lady Di por la presión que sus padres ejercían sobre él. Aunque Diana se ganó el cariño del público y tras su muerte sigue siendo una figura importante, la vida que la princesa llevó con su esposo estuvo muy lejos de ser feliz.

La conversación entre Carlos y Camilla

La relación entre el príncipe Carlos y Camilla salió a la luz tras una llamada que se filtró en la prensa. El diálogo fue sumamente escandaloso, por el contenido sexual.

La conversación se dio poco tiempo después de que se anunciara la separación entre Carlos y Lady Di. El periódico The Mirror fue el medio que se encargó de transcribir y revelar la plática entre Camilla y Carlos.

Camilla le dijo al príncipe que lo necesitaba toda la semana y todo el tiempo. A esto, él respondió que desearía vivir en sus pantalones para siempre.

Ambos bromearon y ella le preguntó si se convertiría en un par de bragas. Él le respondió que no, que sería más bien un tampón. Camilla contestó que eso sería maravilloso.

Sin duda, al público le pareció muy divertida la conversación subida de tono, que resultó muy ocurrente. Pero la vergüenza por la que pasó la familia real fue inigualable.

Los abusos de Andrew

El príncipe Andrew es el tercer hijo de la reina Isabel y el príncipe Felipe. Es otro más que no se ha librado de los escándalos; sin embargo, su caso es mucho más preocupante.

Para empezar, Andrew mantuvo una amistad peligrosa con Jeffrey Epstein, quien además de ser empresario resultó ser también un proxeneta. Epstein lideraba una red de esclavas sexuales, por lo cual fue condenado a 18 meses de prisión por pederastia.

Lo peor es que se piensa que Andrew podría haber estado enterado e involucrado en los crímenes, aunque él y la Casa Real lo negaron por completo.

Pero eso no es todo. En el 2015, una mujer acusó al príncipe Andrew de haber abusado sexualmente de ella cuando la joven tenía apenas 17 años.

La mujer declaró que fue forzada a mantener relaciones sexuales con el príncipe y otros hombres. Una vez más, la Casa Real salió a negar los hechos.

Los rumores sobre la homosexualidad de Carlos

En el 2016, el príncipe Carlos se vio envuelto en otro escándalo más. Pero en esta ocasión, las portadas de periódicos y revistas no involucraban a una mujer.

Una fotografía empezó a circular y en ella se mostraba al príncipe muy cercano a un joven, el cual aparentaba tener tan sólo treinta años. En la imagen parecía ser que Carlos besaba a ese hombre.

Y no fue la primera vez que salió a la luz una noticia al respecto. En el 2003 George Smith, un mayordomo que trabajó 11 años con Carlos, reveló que encontró al príncipe de Gales en la cama con un subalterno.

Anteriormente, también se había publicado un artículo donde se indicaba que la princesa Diana sospechaba de la orientación sexual de su esposo. Decía que ella creía que Carlos mantenía una relación homosexual con su ayudante, Michael Fawcett.

El hecho sonó con fuerza, ya que esto podría sepultar la posibilidad de Carlos de llegar al trono. Evidentemente, la familia real tiene muchas reglas, y al ser conservadores no ven con buenos ojos la homosexualidad.

Fergie y su extraño comportamiento

Sarah "Fergie" Ferguson fue la esposa del príncipe Andrew, pero decidieron divorciarse y lo hicieron el mismo año que Lady Di y el príncipe Carlos se separaron.

En 1992 Sarah, la duquesa de York, ya se encontraba separada de Andrew, pero su divorcio aún no estaba concluido, por lo que legalmente seguían casados.

En ese año, el Daily Mirror publicó una serie de fotos donde se puede ver a la duquesa en una situación comprometedora con el millonario tejano John Bryan. Lo realmente escandaloso fue que él estaba chupando el dedo del pie de Fergie.

La descontrolada vida de Harry

El príncipe Harry, hijo de Carlos y Lady Di, ha sido la portada de varios diarios y revistas gracias a su rebeldía y su personalidad. Algo queda claro: a Harry le gustan (o gustaban) las fiestas y los excesos.

En el 2004, Harry tuvo un altercado al salir de la discoteca Pangaea, ubicada en Londres. Ahí se enfrentó con un fotógrafo, a quien empujó y le hirió el labio.

Un año después, Harry volvería al escándalo, pues se le vio con un uniforme nazi y portando una esvástica en el brazo. La crítica de los medios fue dura y la reina Isabel tuvo que obligar a su nieto a pedir disculpas públicas.

En el 2006, el periódico The Sun publicó una fotografía donde el príncipe Harry aparecía tocando el seno de una joven. La familia real dijo que esa foto no era actual, sino que databa de tres años antes.

Tiempo atrás, en el 2002, Harry confesó que fumaba marihuana y se sometió a un proceso de desintoxicación. En otra ocasión, se le vio jugar strip poker con sus amigos, por lo que terminó completamente desnudo (el juego consiste en quitarse una prenda cada vez que se pierde).

Ni los regaños de su padre o su estadía en el ejército le quitaron lo rebelde a Harry. Pero parece ser que el amor sí, pues después de conocer a su ahora esposa, Meghan Markle, Harry comenzó a ser más responsable.

La muerte de Lady Di

Como ya hemos mencionado, parece ser que la vida de la princesa Diana estuvo marcada por la tragedia. Lamentablemente, su muerte no fue la excepción.

Después de la separación de Diana y Carlos, a la princesa se le retiró su título noble y su vida cambió, pues incluso tenía que referirse de manera protocolaria a sus propios hijos. William y Harry aún eran parte de la realeza, pero ella ya no.

Tras superar la infidelidad y el poco amor que su esposo tenía hacia ella, también tuvo que enfrentarse a desórdenes alimenticios. Después de su divorcio, Diana decidió darse una nueva oportunidad.

Diana de Gales y su entonces novio, el magnate egipcio Dodi Al-Fayed, se encontraban juntos en París, cuando un accidente en su automóvil les arrebató la vida.

La misma reina Isabel y el príncipe Carlos fueron acusados por los medios y la audiencia de ser los responsables. Madre e hijo tuvieron que lidiar con los rumores que los acusaban de la muerte de Diana y su novio.

También se dijo que todo fue planeado por el padre de Dodi Al-Fayed, quien no estaba de acuerdo con la relación. Sin embargo, la versión oficial asegura que las causas del accidente se debieron al estado de ebriedad de Henri Paul, el conductor.

Los múltiples matrimonios de Enrique VIII

Quizá en la época en la que vivió este rey, el tener varias esposas no era tan escandaloso. Pero en la actualidad, no se ve con buenos ojos y seguramente a la realeza no le gusta escuchar esta historia antes de dormir.

El rey Enrique VIII tuvo un total de ¡6 esposas! Fue tan sorprendente, que incluso existen películas con el tema. Ellas fueron Catalina de Aragón, Ana Bolena, Juana Seymour, Ana de Cléveris, Catalina Howard y Catalina Parr.

Enrique VIII se ganó un lugar en la Historia por sus artimañas políticas y su sorprendente vida sentimental. Además, fue capaz de mandar a ejecutar a dos de sus esposas.

Una de ellas fue Ana Bolena, quien murió ejecutada tras ser acusada de traición e incesto. Sin embargo, el rey sólo uso esto como excusa, ya que supo que su esposa no podría darle un hijo varón, pues después de tener a la princesa Isabel I, no pudo volver a embarazarse. Enrique VIII inventó los rumores para poder casarse con otra mujer.

Catalina o Catherine Howard fue la quinta esposa de Enrique VIII y la segunda en ser ejecutada. Fue decapitada por haberle sido infiel al rey. Se dice que la noche anterior a su muerte, estuvo practicando cómo colocar su cabeza en el bloque.

Tal vez te pueda interesar:

Reacciona
Comparte