null: nullpx
Marvel studios

Marvel’s Spider-Man: ¿la última serie animada le hace honor al trepamuros?

Publicado 18 Nov 2017 – 03:00 PM EST | Actualizado 14 Mar 2018 – 09:48 AM EDT
Reacciona
Comparte

Hace cosa de unos meses  Marvel's Spider-Man, la más reciente serie animada de «nuestro amistoso vecino», concluía su primera temporada, que, de momento, parece que será la única. La serie fue producida por Marvel Animation, la misma compañía que se hizo cargo en 2015 (y lo sigue haciendo actualmente) de la serie animada  Guardians of the Galaxy.

Un formato nuevo

La serie de Spider-Man se ideó para sustituir a la cancelada Ultimate Spider-Man (2012), además de empezar a incluir a personajes nuevos que podrían aparecer en el actual MCU. Por ese motivo, la serie nos lleva nuevamente al pasado, al momento en que Peter Parker, un escuálido adolescente, es picado por una araña radioactiva y obtiene superpoderes.

De la misma manera que ocurrió con  Guardians of the Galaxy, la serie primero estructuró la historia por medio de seis cortometrajes o miniepisodios de cinco minutos que sirvieron para introducir la historia de los orígenes de Spider-Man.  Además, Parker hace sus primeras apariciones como un héroe enmascarado con el mismo disfraz improvisado que se muestra en los combates finales de Spider-Man: Homecoming (2017). 

Todo parecería indicar que la serie es una precuela para los acontecimientos ocurridos en Captain America: Civil War (2016), en la que se introduce al personaje en el MCU y se le da su característico traje rojo (en este caso, un obsequio de Tony Stark).

Un nuevo universo paralelo

Al igual que como ocurrió con la serie Ultimate Spider-Man, el programa incluye diferentes elementos tanto de los cómics como de las películas live-action, pero no termina de definir en qué universo está ambientado. 

Por ejemplo, el personaje Max Modell, el director de la academia Horizon para jóvenes científicos, es un personaje tardío de la colección de Spider-Man en el universo 616. Allí, Modell era en realidad el CEO de su propio laboratorio/empresa, donde Peter Parker trabajó un tiempo. Lo mismo ocurre con Anya Corazon, quien se convertiría en la heroína Araña (o Spider- Girl), pero con la diferencia de que en los cómics sus poderes arácnidos tienen un origen místico.

También se incluye a Miles Morales como uno de los amigos cercanos de Peter Parker. Este personaje originalmente pertenecía al universo 1610 (o Ultimate), donde se volvería el Spider-Man oficial tras la muerte del Peter Parker de la mencionada realidad.

Tan solo contando a estos personajes, todo parecía indicar que la serie buscaba englobar aspectos tanto del MCU como de varios cómics renombrados, por lo que muchos orígenes se cambiaron o se reescribieron desde cero. Esto tenía como objetivo que fuera más sencillo de seguir para los espectadores que no sean lectores o sean demasiado jóvenes para estar al tanto de todos los cambios que sufrió la colección.

¿Vale la pena?

Desde el punto de vista de un espectador que creció viendo la genial serie animada de Spider-Man de 1994, esta nueva producción dejó gusto a poco. No es una «mala» serie, la animación es buena y los diseños de personajes no están del todo mal. Pero los guiones son bastante básicos y predecibles, y los diálogos son demasiado explicativos (como si la acción transcurrida no se entendiese por sí sola y necesitase una narración).

Por supuesto, hay que tener en consideración que es MUY difícil hacer un cambio demasiado grande en lo que atañe a la trama básica de lo que es Spider-Man, ya que todo el mundo conoce la historia de Peter Parker y, básicamente, es lo que el público busca ver.

Tampoco es una tarea sencilla hacer algo nuevo o fresco cuando se tiene que manejar o reescribir a un personaje que fue creado originalmente en los años 60, en especial cuando hay que plantear todos los avances que posee la generación de los millenials. Eso ya se intentó con la serie Spider-Man Unlimited (1999) y fue un rotundo fracaso.

Hay que decir que Marvel’s Spider-Man es un producto de su tiempo, pensado para un público consumidor, no uno conocedor. La decisión final siempre la tendrá cada uno, pero las opciones son probar ver una nueva serie sobre un personaje que todos aman —o al menos conocen— y correr el riesgo o quedarse con lo clásico y ver otra de las varias series o películas que tuvo el trepamuros.

¿Tú qué piensas? ¿Ya has visto esta serie? De no haberlo hecho, ¿la mirarías?  

Reacciona
Comparte