null: nullpx
Ciencia Ficción

¿Los mandalorianos odian a los clones? Te explicamos el enojo de Bo-Katan

Publicado 28 Dic 2020 – 12:59 PM EST | Actualizado 28 Dic 2020 – 12:59 PM EST
Reacciona
Comparte

En Star Wars, los clones tienen una gran importancia en el canon, ya que fueron la fuerza militar que usó Darth Sidious para llegar al poder.

Su origen fue poco claro para los jedis y para la República, pero debido a los tiempos de guerra en el que vivián, no se concentraron mucho en investigarlos, y los usaron para repeler los ataques de los droides de la Alianza Separatista.

En el capítulo 16 de The Mandalorian, se mostró la postura que tienen los hijos de Mandalore al respecto de los clones, y no podría ser más agresiva.

Bo-Katan Kryze se dirigió a Boba Fett de manera despectiva, y dijo que era una deshonra para la armadura que portaba, además de que se burló de su origen y de como ya había escuchado su voz miles de veces en el pasado.

No pasó mucho tiempo para que Boba Fett y Koska Reeves se enfrentaran, y solo Bo-Katan pudo detenerlos.

En Legends, Jango Fett y su familia quedaron atrapados en medio de la guerra civil mandaloriana, y después de que la Death Watch asesinara a sus padres, se unió al grupo rival y se convirtió en un verdadero mandaloriano, para después convertirse en el líder de ese culto.

Parte de este origen se retomó en The Mandalorian, tal y como lo reveló el propio Boba al reclamar la armadura de su padre.

Jango Fett fue el guerrero elegido para servir de base para la creación del ejército clon, y durante años fueron considerados los mejores guerreros de la galaxia, solo por detrás de los jedis.

La Death Watch fue neutral durante la mayor parte de las guerras clon, pero se aliaron brevemente con los Separatistas al principio del conflicto, hasta que fueron traicionados por el Conde Dooku.

El ejército clon se enfrentó a Pre Vizla, líder de la Death Watch, y a sus fieles guerreros, entre los que estaba la propia Bo-Katan.

Pero, en los últimos días de la guerra, los clones apoyaron a la resistencia mandaloriana, comandada por Bo-Katan, a enfrentarse a la facción de Darth Maul, quien se había hecho con el control del planeta.

A pesar del gran prestigio que habían ganado los clones durante la guerra, su verdadero propósito era el convertirse en herramientas para iniciar la gran purga jedi, que terminó con el alzamiento del Imperio Galáctico.

Los clones no eran malas personas, pero se vieron obligados a traicionar a sus generales debido a un chip que Palpatine había ordenado que se implantará en sus cerebros.

Los clones fueron sustituidos al poco tiempo, pero contribuyeron al surgimiento del Imperio, quienes tuvieron como objetivo prioritario hacerse con el control de Mandalore, robándole su victoria a Bo-Katan.

Kryze y sus guerreros, los Nite Owls, fueron parte de la Death Watch y se enfrentaron al bando de Jango Fett, lo que explica su hostilidad contra Boba.

Para los mandalorianos, era una desgracia que uno de los suyos haya contribuido con su ADN para la creación del ejército de la República, ya que al final derivó en la caída de Mandalore.

Ninguno de los clones sigue el camino de mandalore, y de hecho las armaduras de los soldados se parecen mucho a las que usan los mandalorianos, y para ellos eso es un insulto a su religión.

Es por eso que es comprensible la postura de Bo-Katan hacía Boba Fett, y es posible que la mandaloriana no sea tan amable la próxima vez que se encuentren.

Échale un ojo a esto:

Reacciona
Comparte