null: nullpx
anime

Los 10 momentos (y fracasos) que hicieron que amáramos a Zuko

Publicado 16 Jun 2020 – 06:23 PM EDT | Actualizado 16 Jun 2020 – 06:23 PM EDT
Reacciona
Comparte

Zuko sin duda alguna fue el personaje de Avatar: La leyenda de Aang que vivió el cambio más radical: pasó de ser un niño lleno de ira y con problemas con su padre a convertirse en un hombre sabio, listo para asumir la responsabilidad de ser el nuevo Señor del Fuego.

Esta evolución de Zuko no fue de un día para otro ni fue un proceso sencillo, durante más de un año el príncipe exiliado de la Nación de Fuego tuvo que caer muy bajo para entender el destino que la vida había puesto para él.

Zuko consiguió no solo recuperar su honor, sino la dignidad de toda su patria.

La odisea de Zuko estuvo llena de momentos memorables de gran felicidad y redención, pero también que ponían a prueba la fuerza de su carácter.

A continuación, revisaremos 10 de esos momentos clave en la vida de Zuko.

#1 El rayo no lo golpeó

Zuko, con el objetivo de derrotar a Azula, le pide a su tío que le enseñe a desviar un rayo, este le da todos los fundamentos teóricos, pero se niega a atacar a su sobrino porque cree que aún no está listo.

El chico se enoja y sale justo en medio de una tormenta, en donde desafía al universo, ya que «nunca se contuvo de lastimarlo antes» y le pide que le mande un rayo con todo su poder.

El rayo nunca llega, y Zuko cae de rodillas lamentando su destino. Podría decirse que es el inicio de su etapa de redención.

#2 Intentó consolar a Sokka

Durante la aventura que Sokka y Zuko tienen para liberar a Hakoda y Suki de la prisión, los dos chicos hablan por unos instantes de sus relaciones amorosas.

Sokka le explica que su primera novia se convirtió en la luna, Zuko medita por un momento y dice «Eso es duro, amigo». Quizás podría resultar un momento cómico muy simple, pero es una conversación que Sokka jamás pudo tener con Aang, y al ser Zuko mayor que él comprendía perfectamente su sentimiento.

#3 La historia de su cicatriz

Iroh les contó a los miembros de la tripulación como Zuko se había hecho esa horrible cicatriz en el rostro.

Cuando era más joven, Zuko se presentó en una reunión de guerra de su padre, y cuestionó algunas de las acciones de los generales.

Ozai se sintió ofendido, y sin importar que solo fuera un niño, lo retó a un Agni Kai, el duelo de los maestros fuego. Zuko se negó a pelear contra su padre, lo que Ozai interpretó como debilidad y por ese motivo lo atacó sin compasión.

No conforme con marcar a su hijo de por vida, Ozai expulsó a Zuko de la Nación de Fuego y le ordenó que solo podía regresar si capturaba al avatar.

#4 Su primera cita normal

Zuko siempre vivió rodeado de lujos y comodidades, al menos durante el tiempo en el que vivió con su familia.

El príncipe experimentó la vida de un chico normal mientras vivió en Ba Sing Se, trabajó, limpiaba su propia casa e incluso tuvo una cita con una chica llamada Jin.

Ella lo llevó a su lugar favorito en toda la ciudad, una fuente rodeada de linternas, pero entristeció cuando estas estaban apagadas. Para sorprenderla, Zuko le pide que cierre los ojos, y las encendió todas con fuego control.

Ella se lo agradeció con un beso, pero Zuko entró en conflicto y huyó del lugar. Como dato curioso, algunos fans teorizan que Jin es la abuela de Mako y Bolin, pero todo indica que solo comparten el color de ojos y el sonido de su nombre (Yin).

#5 Intentó liberar a Iroh de prisión

Cuando Iroh es capturado por la Nación de Fuego, Zuko se sintió culpable y lo visita en la cárcel. Como método de defensa, le recrimina a su tío por no ponerse de su lado, pero Iroh no le contestó.

Zuko se enoja y lo llama viejo tonto, pero el chico claramente está en conflicto consigo mismo, porque, para él, Iroh es más su padre que el propio Señor del Fuego.

#6 Liberó a Appa de Long Feng

Por un tiempo, los Dai Li mantuvieron cautivo a Appa para tener una forma de manipular al avatar de ser necesario.

Zuko se encuentra con el bisonte e intenta robarlo con el mismo propósito, pero Iroh lo convence de no convertirse en lo que Ozai quería, sino de seguir su propio destino.

El príncipe libera a Appa y el bisonte huye para encontrarse con Aang. Cuando Zuko quiere unirse al equipo avatar, Appa es el primero en darle la bienvenida al equipo Avatar.

#7 Su primer intento fallido de ser bueno

Después de que renuncia al destino que su padre quería para él, Zuko decide unirse al avatar y ayudarlo a traer el equilibrio al mundo.

Se encuentra con Aang y sus amigos y nadie, excepto Appa, confía en él. Zuko les asegura que cambió y ya era una buena persona, pero el equipo avatar tenía sus razones para no confiar en él.

Lo más triste es que los espectadores saben que Zuko dice la verdad, pero sus acciones pasadas le pasan factura y lo vuelven infeliz, y por un momento, Zuko está completamente solo.

#8 Lo odiaban por ser un maestro fuego

Cuando Zuko se separó de su tío, salva a un pequeño niño de algunos soldados del Reino Tierra. El chico invita a Zuko a su casa a cenar como muestra de agradecimiento.

Zuko se encariña con él, le enseña a usar la espada doble e incluso le regala una daga. En una pelea contra los mismos soldados, Zuko revela su identidad, pero toda la aldea, incluyendo el niño, se vuelven contra de él.

El mismo niño que intentó ayudar lo discrimina solo por ser un maestro fuego, ya que para ellos era simplemente el enemigo.

#9 Su reencuentro con Iroh

En Ba Sing Se, Iroh y Zuko se reencuentran después de que el antiguo general logrará escapar de la prisión y reunirse con el Loto Blanco.

Zuko por fin expresa todos sus sentimientos hacía su tío, le pide perdón y le fice que ahora está en el camino correcto. Sin decirle una palabra Iroh lo abraza y lo perdona por todo.

#10 Se enfrentó a su padre

En el eclipse solar, Zuko enfrenta a su padre y le dice que seguirá su propio camino, ayudando al avatar a derrotarlo. Ozai intenta matarlo, pero Zuko usa la técnica que le enseñó su tío y logra desviar su rayo, para poco después poder escapar.

Zuko no solo demuestra su crecimiento personal, sino que confirma que es mentalmente más fuerte que su padre.

Échale un ojo a esto:

Reacciona
Comparte