null: nullpx
Cine

Las 6 cosas más ridículas de los restaurantes en las películas: los meseros siempre salvan el día

Publicado 8 Feb 2021 – 12:00 PM EST | Actualizado 8 Feb 2021 – 12:00 PM EST
Reacciona
Comparte

Los restaurantes son parte importante de las películas y, en algunos casos, se vuelven la locación principal para contar una historia.

Sin embargo, el poder de los guiones de Hollywood ha modificado cosas de la vida real para adaptar las historias creando algunas situaciones ridículas.

La devolución de platillos

Es común que los clientes de restaurantes en las películas devuelvan sus platillos, llegan el chef y ellos se muestran molestos porque alguien despreció su comida.

En realidad, quienes preparan la comida no suelen molestarse cuando devuelven un platillo, siempre y cuando los clientes tengan una buena razón para hacerlo.

Además, la comida regresa en seguida, como si los cocineros preparan un plato en caso de emergencia porque ya sabían que el primero sería devuelto.

Si alguien devuelve un plato en un restaurante, es probable que tenga que esperar igual o más tiempo que la primera vez que ordenó.

Los trabajadores son gente sin estudios

Cuando un trabajador de un restaurante es protagonista en una película es el integrante más brillante de su equipo y el resto es gente retratada sin ninguna otra aspiración.

Gran parte de los grupos de trabajo en los restaurantes en Estados Unidos son jóvenes universitarios que están pagando su educación y están en igualdad de condiciones.

Todos quieren dejar su trabajo

Dado que los protagonistas son demasiado brillantes para trabajar en un restaurante, todos ven su trabajo como algo temporal y quieren dejarlo para encontrar algo mejor.

En la vida real, hay personas que trabajan durante años en lugares de comida y no tienen problema con el servicio al cliente.

Los meseros se vuelven parte de las conversaciones o la acción

En caso de que los protagonistas no sean los meseros, sino son los clientes del restaurante, usualmente tienen un problema que resuelven dentro de los lugares.

En algunas ocasiones, los meseros escuchan la conversación y no pueden evitar entrometerse para encontrar una solución.

En la realidad, no a todos los clientes les gustaría que un extraño interrumpiera en la conversación, especialmente si tienen un problema.

El cliente no siempre tiene la razón

Las películas suelen llevar situaciones al extremo con clientes que pierden la paciencia y tratan mal a los trabajadores del restaurante, mientras que ellos los deben tolerar porque el cliente siempre tiene la razón.

En la vida real, los restauranteros, cocineros o meseros no tienen que tolerar a un cliente que se porta grosero.

Los restaurantes italianos son de mafiosos

En las películas, los restaurantes italianos son una fachada para ocultar el verdadero oficio de los dueños del lugar, quienes son retratados como mafiosos y se ha convertido en un estereotipo de nacionalidades.

Estados Unidos tiene una gran cantidad de restaurantes italianos, pero es porque los inmigrantes encontraron una oportunidad de negocio y dejaron un legado familiar, no porque sean criminales.

No te pierdas:

Reacciona
Comparte