null: nullpx
Ciencia Ficción

La historia de Kylo Ren que no pudimos ver en las películas, pero es canon

Publicado 14 Ago 2020 – 12:18 PM EDT | Actualizado 14 Ago 2020 – 12:17 PM EDT
Reacciona
Comparte

Kylo Ren es el primer villano que conocimos en los tráilers de Star Wars: The Force Awakens, y nos sorprendió de inmediato por su imponente presencia.

Después, en la película nos enteramos de que no solo era un poderoso usuario de la Fuerza, sino que también era el hijo de Leia y Han Solo, lo que lo convertía en un descendiente directo de Anakin Skywalker.

Su obsesión con su abuelo quedó en claro desde el principio. En la primera película se intentó construir al personaje como un nuevo Darth Vader, pero conforme avanzó la saga ese camino se fue desviando para que Ben Solo se convirtiera en lo opuesto.

Darth Vader buscaba dominar al Lado Oscuro de la Fuerza, mientras que Kylo Ren parecía más bien un prisionero, tratando de ir contra su voluntad y obligándose a hacer cosas que él no deseaba en realidad.

Su origen no se abordó mucho en las cintas. Únicamente se mencionó que era alumno de su tío Luke y que la oscuridad en su interior hizo que su maestro lo atacara.

Gracias a los cómics y libros de Star Wars, que son considerados canon, ahora sabemos más acerca de este increíble personaje.

El nacimiento de Ben Solo

Leia sentía que el pequeño Ben era poderoso en la Fuerza, incluso desde que estaba en su vientre. Por lo general, sentía mucha luz emanar de su bebé, pero a veces detectaba un pequeño brote de oscuridad.

En Aftermath, una saga de novelas de Chuck Wendig, Leia se percata de que una misteriosa presencia oscura velaba por su hijo. Ahora sabemos que ese ente era Darth Sidious, quien vigilaba codiciosamente al bebé mientras establecía un vínculo entre la Fuerza y él, que más tarde usaría para corromperlo.

Ben Solo nació el mismo día en el que la Nueva República y el Imperio Galáctico firmaron un tratado para poner fin a la Guerra Civil Galáctica. En ese momento, el nacimiento del hijo de Leia y Han parecía un símbolo de esperanza.

La infancia de Ben Solo

Ben mostró grandes habilidades en la Fuerza desde pequeño, pero su infancia fue muy problemática; en parte por la influencia de Palpatine, pero también por los problemas en el matrimonio de Han y Leia.

Ben pasó gran parte de su infancia en el Halcón Milenario, lo que provocó que en uno de sus viajes conociera por primera vez a Snoke, un ser artificial creado por Palpatine.

Alumno de Luke Skywalker

Los padres de Ben se dieron cuenta de que su hijo nunca podría tener una infancia normal, por lo que le pidieron a Luke que lo entrenara como su primer padawan, y por supuesto el joven skywalker estaba más que feliz de hacerlo.

A petición de Leia, Luke le ocultó a Ben la verdad sobre su abuelo, sobre todo el dato de que era el nieto de Darth Vader.

A pesar de que era el padawan de Luke, Ben casi siempre se encontraba con su padre y sólo en raras ocasiones acompañaba a su maestro en sus misiones, lo que tal vez hizo posible que el maestro jedi nunca haya detectado la presencia de Snoke rondando al joven Ben.

Los Caballeros de Ren

Mientras Luke y Ben se encontraban en una misión en el sistema Elphrona, buscando un antiguo templo jedi, Palpatine aprovechó para contactar a Ben con los Caballeros de Ren.

Luke los venció con una gran facilidad, pero Ren usó el encuentro para sembrar una semilla de duda en el padawan: «¿Estás seguro de que esta es la vida para ti?», «Sabes que hay otros caminos, ¿verdad?»

Darth Vader

Cuando Ben tenía 23 años y ya era un jedi en toda la extensión de la palabra, supo la verdad acerca del origen de su familia... pero lo hizo de la peor manera posible.

En la novela Bloodline de Claudia Gray, Leia Organa se encontraba en plena campaña para convertirse en la Canciller de la Nueva República, pero sus rivales políticos descubrieron un mensaje de Bail Organa en el que revelaba la historia familiar de la princesa.

Los senadores tenían miedo de que se repitiera la historia y que la hija de Darth Vader estuviera manipulando los eventos para llegar al poder, tal y como lo había hecho Palpatine.

Para el horror de Leia, los senadores mencionaron públicamente esa grabación, provocando que su carrera política se acabara y que la galaxia supiera quienes eran realmente los Skywalker. Así, Ben se vio obligado a aceptar la verdad.

Por si fuera poco, Ben ya no tenía toda la atención de Luke, ya que el jedi ahora estaba centrado en educar a su nueva Orden.

A pesar de las señales, Luke nunca quiso enfrentar el hecho de que Ben Solo tenía una gran oscuridad en su interior; quizás por el miedo de perder a su sobrino o por que nunca demostró desviarse del camino.

Luke vs Ben

No se sabe que vio Luke exactamente en Ben, pero tal y como se muestra en The Last Jedi, una noche el maestro entró a la habitación de su sobrino con la intención de matarlo.

Ben reaccionó y salvó su vida, derrotando a su tío quien realmente nunca pudo poner todo su corazón en la terrible acción de matar a su sobrino.

Palpatine había esperado ese momento, con Luke derrotado, convocó una tormenta de la Fuerza para matar a todos los jedi del templo, solo tres padawans sobrevivieron, ya que no se encontraban en ese mundo, pero cuando llegaron culparon a Ben de la tragedia.

Su caída al Lado Oscuro

Ben se culpó de todo, y fue hacía Snoke buscando su guía. Palpatine envió a los Caballeros de Ren para comenzar una especie de rito de iniciación sith, por lo que Ben pronto se convirtió en el líder de esos guerreros y asumió el nombre de Kylo Ren.

No está muy claro en el canon, pero se sabe que solo cuando Kylo se unió a Snoke este pudo contactar a los remanentes del Imperio para formar la Primera Orden.

Kylo se centró en el legado de su abuelo, afirmando que la redención de Vader fue su único momento de debilidad. Nunca se quitaba la máscara en público, por lo que su origen quedó oculto de toda la galaxia, creando una leyenda de que simplemente surgió como voluntad de la Fuerza.

Snoke continuó con el entrenamiento de Kylo, le enseñó algunos secretos del Lado Oscuro e incluso lo llevó a Dagobah, a la misma cueva en la que su tío había entrado años atrás, para que se enfrentará a al figura de sus padres y de su maestro, a los que mató sin pensarlo.

Aun con lo anterior, Kylo nunca fue un sith, ya que no pudo abrazar completamente al Lado Oscuro.

Échale un ojo a esto:

Reacciona
Comparte