Vida Chicago

Estudiantes del Barrio de las Empacadoras aprenden de ecología y acuaponía gratis

Pero no sólo ellos pueden beneficiarse de estas clases, conoce qué más ofrece Plant Chicago, un organismo sin fines de lucro que está floreciendo al oeste de Chicago.

BARRIO DE LAS EMPACADORAS, Chicago. Para muchos estudiantes del Barrio de las Empacadoras, aprender de los beneficios que ofrece la naturaleza de una forma didáctica y por experiencia propia es todo un reto, ya que esta comunidad, se encuentra en medio de lo que muchos llaman una jungla de concreto.

Además, tiene enseguida un área conocida como el Stock Yards, compuesta por bodegas y fábricas donde antiguamente se empacaba carne, que ahora es hogar de nuevas industrias.
Y aunque este barrio cuenta con parques como Cornell o Davis Square Park, similar a otras áreas en Chicago, está rodeada de residencias, calles y edificios.

Razón por la que organizaciones como Plant Chicago, organismo sin fin de lucro, localizado en el 1400 W 46 th Street, se están asegurando que escuelas provenientes de este barrio tengan acceso gratis a talleres y otras actividades donde sus estudiantes aprendan a usar componentes naturales para crear nuevos ecosistemas.

“El vecindario comparado con el resto de la ciudad tiene muy pocos espacios verdes, como parques públicos, el poder tener un espacio para traer a los estudiantes es algo muy único. Queremos asegurarnos que la gente tome ventaja de esto”, dice Jonathan Pereira, director Ejecutivo de la organización que está ubicada en The Plant, una colaborativa de negocios que procesan alimentos naturales.

The Plant era una antigua planta de empacado de carne que estuvo abandonada por años y que ahora es hogar de vendedores locales que cultivan víveres y desarrollan sus propios productos naturales usando sistemas ecológicos, energías renovables y reutilizando productos orgánicos y reciclables.

Plant Chicago no solo es inquilina en esta colaborativa, además es una colaboradora activa que facilita el acceso de la comunidad a programas con énfasis en la ciencia.

“La meta ahí es no solo darle la bienvenida a un grupo, un día, pero además desarrollar una relación con los grupos escolares, para que así los estudiantes sigan estando expuestos a la cosa que estamos haciendo”, añade Pereira.

Por medio de su programa Close Loop Labs, Plant Chicago le ofrece tours y talleres a grupos interesados de todas las esquinas de la ciudad por un costo de 150 dólares donde cada visitante aprende más sobre nuevos desarrollos biológicos en entornos urbanos.

Y como la colaborativa y Plant Chicago están localizados en el Barrio de las Empacadoras, estudiantes de escuelas como Hamline, Hedges, Chavez y la Secundaria de Back of the Yards tienen acceso sin costo a este programa.

“Nuestra filosofía y valores son dictados por el hecho de que estamos en el barrio, y tenemos que asegurarnos de que seamos un recurso para la comunidad”, dice Pereira.

Bajo el programa Close Loop Lab, los estudiantes aprenden sobre acuaponía y construyen sus propias macetas de riego automático con metales reciclados. Al hacer esto, ellos aprenden más sobre el sistema de nitrógeno y como usar la creatividad, la ciencia y fomentar la producción de plantas.

También aprenden sobre los polinizadores nativos, su importancia y sus contribuciones para el sistema alimentario. Durante su proceso de aprendizaje los estudiantes construyen su propio hábitat de polinizadores para abejas también con materiales reciclados.

Algo que ha notado Pereira al participar en algunos de estos talleres con estudiantes es el nivel de entusiasmo de los jóvenes.

“A medida que la gente envejece nos olvidamos de muchas cosas básicas como qué tan increíble es una planta o como funciona un ecosistema natural”, cuenta el directivo.
Mercadillo de los sábados

El mercado de agricultores del primer sábado del mes
Su organización también promueve y ayuda a organizar el mercado de agricultores locales conocido como el Farmer’s Market, que tiene lugar cada primer sábado del mes de 11 am a 3pm en la sede de Plant.

“Aceptamos la tarjeta Link y también doblamos su valor hasta 50 dólares. Ósea que la gente puede comprar 50 dólares en vegetales y alimentos por un costo actual de 25 y en verdad es un recurso que no lo utilizan mucho”, dice Pereira.

Y aunque dice que el mercado de agricultores es relativamente pequeño, cuenta con vendedores que crecen sus propios alimentos en la granja y vendedores locales de alrededor de Chicago. Allí se puede encontrar desde granos, hojas de rábano, vegetales frescos cultivados adentro de la colaborativa, hasta miel y otros productos dependiendo de la temporada.

Y aunque la participación de residentes en este mercado tiende a variar, Jonathan espera usar sus relaciones con las escuelas locales les ayuden a conectarse más con las familias del vecindario y así tener más participación local.

“Es una oportunidad de venir a un mercado, y hablar directamente con la gente que cultiva la comida, aprender de ellos”, dice. “Yo lo vería como una experiencia y una oportunidad de obtener muy buena comida.”

Y si el visitante desea también puede tomarse una cerveza fresca durante el mercado proveniente de la cervecería local Whiner Beer Company que también tiene su sede en esta colaborativa.

Para más información de los programas de Plant Chicago y el mercado de agricultores visita http://plantchicago.org/news-events/.

Si te interesa saber más información sobre lo que está pasando en el Barrio de las Empacadoras o quieres reportar una historia en este barrio o en Brighton Park manda un mensaje a Adriana Cardona o síguela a través de Facebook.


También te puede interesar

RELACIONADOS:NaturalezaEducaciónIllinois