null: nullpx
Camionetas Pick Ups

Estas bestias eléctricas pretenden conquistar hasta los terrenos más desafiantes

Bollinger Motors es una compañía estadounidense con sede en Michigan, Estados Unidos, que tiene la visión de reinventar los vehículos todoterrenos yendo más allá de una simple electrificación. Siguiendo esta filosofía, el fabricante dio a conocer sus modelos B1 y B2 con los que pretende dominar, de una manera muy atrevida, el floreciente mercado de las SUVs y pickups.
1 Oct 2019 – 5:06 PM EDT

Los autos eléctricos cada vez tienen mayor aceptación entre la población, y sus fabricantes ya no solo piensan en ellos como una solución de energía limpia para la movilidad urbana. Éstos ahora buscan conquistar otros terrenos, entre ellos, el floreciente mercado de las SUVs y pickups.

Bollinger Motors, una compañía estadounidense con base en Ferndale, Michigan, planea fabricar los dos primeros todoterrenos impulsados en su totalidad por energía eléctrica: el B1, un vehículo utilitario deportivo, y el B2, una camioneta abierta para el trabajo duro.

A diferencia de los modelos eléctricos que hemos visto hasta ahora, tanto el Bollinger B1 como el B2 dejan a un lado las apariencias futuristas para distinguirse por su marcado diseño angular, casi de inspiración retro, específicamente en la Land Rover Defender original.

Por dentro, Bollinger apuesta por la sencillez con un panel de instrumentos plano, medidores analógicos redondos, salidas de aire alargadas y un volante redondo de tres radios. En su interior, también se destaca un práctico compartimiento que se extiende por todo lo largo del vehículo, útil para transportar elementos considerablemente largos como troncos de madera o postes de metal.

Bollinger B1 y B2 en imágenes

Loading
Cargando galería


La magia de estos modelos nace de sus dos motores eléctricos, alimentados por una batería de 129 kWh, que en conjunto entregan 614 caballos de potencia y 688 lb-pie de torque. Esta fuerza les permite acelerar de 0 a 60 mph (98 km/h) en 4.5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 100 mph (161 km/h). Aunque quizás lo más interesante sea su capacidad de remolque, de 7,500 lbs (3,401 kg), y de carga útil, de 5,201 lbs (2,350 kg).

Por su naturaleza enfocada a conquistar los terrenos más desafiantes, ambos vehículos equipan una suspensión ajustable, que permite al conductor variar la distancia del suelo entre 10 y 20 pulgadas, y una caja de cambios de dos velocidades con rangos altos y bajos.

El B1 y B2, por el momento, están bajo la categoría de prototipos, aunque según el fabricante, están ‘casi listos’ para ser modelos finales de producción que cumplan con las normas y regulaciones para circular en cualquier parte del mundo.

“Era hora de que hiciéramos algo nuevo”, dijo Robert Bollinger, fundador y director ejecutivo de la empresa. “Solo quería construir la mejor camioneta sin compromisos”, agregó.

La compañía asegura que en los próximos meses darán a conocer más detalles sobre precios, plazos de fabricación y lanzamientos.

Más contenido de tu interés