null: nullpx

Estos famosos convirtieron aviones comerciales en lujosos palacios voladores

Cuando se trata de volar, la mayoría de los famosos se inclinan por aviones ejecutivos con espacio suficiente para acomodar a su equipo de trabajo. Sin embargo, existe un grupo selecto de celebridades que viajan en aviones comerciales modificados para incluir las más lujosas comodidades.
19 Jul 2020 – 12:18 PM EDT
Reacciona
Comparte
1/21
Comparte
Estos aviones inicialmente fueron desarrollados para hacer viajes comerciales con cientos de pasajeros a bordo. Y aunque algunos, hasta cierto punto, cumplieron con esta función, todos cambiaron su propósito para satisfacer los gustos más excéntricos de los famosos. Crédito: Univision A Bordo
2/21
Comparte

Kim Kardashian y Kanye West



En 2018, la pareja publicó un video en Instagram mientras abordaban un Boeing 747 privado junto a pequeño grupo de amigos. El 747, cuando es utilizado para vuelos comerciales, puede acomodar hasta 660 personas. Sin embargo, esta unidad en específico fue modificada para incluir una lujosa suite con camas dobles, baños de mármol, salas de estar, habitaciones para invitados, comedores, gimnasio… en fin, todo un hotel exclusivo de dos pisos a 35,000 pies de altura.
Crédito: The Grosby Group
3/21
Comparte
Kim y Kaney en realidad no son los dueños del avión; éste pertenece a una compañía privada con sede en Las Vegas. Y aunque se desconoce si tuvieron acceso a él como parte de un acuerdo comercial o patrocinio, se estima que su alquiler puede costar más de 200,000 dólares por hora. Este tipo de avión es utilizado para vuelos largos entre Estados Unidos y Asia, por lo que un viaje de ida y vuelta fácilmente pudo superar los 4 millones de dólares en costos. Crédito: The Grosby Group
4/21
Comparte

John Travolta



John Travolta no solo disfruta de las ventajas de viajar en jets privados, sino que también posee y opera sus propios aviones. La estrella de Hollywood obtuvo la licencia de piloto cuando tenía 22 años y desde entonces ha volado todo tipo de máquinas, incluyendo un Boeing 707 que antes de ser parte de su colección perteneció a Qantas Airlines.
Crédito: The Grosby Group
5/21
Comparte
Este Boeing 707 fue construido en 1964 y utilizado principalmente para cubrir las rutas de Australia a Asia y de Norteamérica a Suramérica. En diciembre de 1998, Travolta lo adquirió y los registró como N707JT (JT por sus iniciales). El actor lo utilizó para recorrer el mundo como parte de promociones para la aerolínea, así también lo pilotó en misiones humanitarias a zonas de desastre como Nueva Orleans y Haití. Crédito: The Grosby Group
6/21
Comparte

Roman Abramovich



El multimillonario empresario ruso y dueño del Chelsea Football Club compró un Boeing 767-33A en el año 2004 y lo convirtió en una nave apta hasta para un presidente. No solo por la espectacular decoración en su interior, sino también por su sistema de seguridad con prevención de misiles aéreos como el que lleva el Air Force One.
Crédito: The Grosby Group
7/21
Comparte
Este Boeing 767, con el sobrenombre de ‘The Bandit’ (El Bandido), tiene un costo estimado de 80 millones de dólares. Cuenta con un salón de banquetes para 30 personas, una cocina, una oficina y una habitación con cama doble. El avión en un inicio iba a ser adquirido por Hawaiian Airlines. No obstante, la aerolínea canceló su orden y pasó a ser parte de la colección privada del magnate ruso. Crédito: The Grosby Group
8/21
Comparte

Donald Trump



El ahora presidente de los Estados Unidos ha sido dueño de un Boeing 757-200 desde 2011. Este exclusivo avión de lujo tiene capacidad para 43 pasajeros y cuenta con un dormitorio principal, un comedor, una sala de conferencias y una habitación para invitados. Así también, tiene sillones revestidos en cuero y hebillas de los cinturones de seguridad chapadas en oro.
Crédito: The Grosby Group
9/21
Comparte
El avión, apodado ‘Trump Force One’, fue fabricado en 1991 y operado por Sterling Airlines. Trump lo utilizó como medio de transporte durante su campaña presidencial en 2016. Su valor supera los 95 millones de dólares. Crédito: The Grosby Group
10/21
Comparte
También a las órdenes de Trump está el célebre y poderoso Air Force One, un Boeing 747 como ningún otro. Crédito: The Grosby Group
11/21
Comparte
Dicen los más osados que este avión posee algunas innovaciones que el público ni sabe que existen, además de todos los lujos de catering y médicos que se pueden imaginar. Algunos valúan el Air Force One en unos 390 millones de dólares. Crédito: The Grosby Group
12/21
Comparte

Drake



El Boeing 767 del rapero, al que nombró ‘Air Drake’, perteneció a la aerolínea canadiense Cargojet. Según informes, Drake no desembolsó un solo dólar por este avión, sino que fue un regalo por parte de la aerolínea. Aunque sabemos que con tantos seguidores, el regalo de Drake puede pagarse por sí sólo en cuestión de publicidad.
Crédito: The Grosby Group
13/21
Comparte
La nave, construida hace más de 20 años, fue renovada para satisfacer las necesidades del rapero mientras estuviera de gira. Con remodelaciones cuantiosas, Air Drake ahora está valorada en más de 185 millones de dólares. Crédito: The Grosby Group
14/21
Comparte

Mark Cuban



Mark Cuban, propietario de la franquicia de los Dallas Mavericks en la NBA, es poseedor de este increíble Boeing 767-277, cuyo costo se estima en 144 millones de dólares, está diseñado especialmente para transportar con comodidad a los basquetbolistas más altos.
The Grosby Group
15/21
Comparte
El Boeing 767 (el de la imagen, base del 767-277) puede volar a una altitud de hasta 35,000 pies, con una velocidad máxima de 568 millas por hora según el fabricante. Su tanque de combustible con capacidad para 23,980 galones, según la firma sólo tarda 28 minutos en cargarse desde cero hasta el tope. Crédito: The Grosby Group
16/21
Comparte

Hugh Hefner



En 1969, en el pináculo de la popularidad de la revista Playboy, Hugh Hefner tenía casi todas las posesiones materiales que un hombre podía pedir, solo le faltaba un avión que fuera, según su deseo, como una mansión, con una pista de baile, un cuarto con una cama redonda y que además fuera capaz de volar a otros países.
Crédito: The Grosby Group
17/21
Comparte
Playboy tomó posesión de un DC-9-32 directamente de la fábrica McDonnell Douglas a un costo de 5.5 millones de dólares. La nave incluso tenía proyectores de películas, pantallas a color, teléfono, baño con un espejo de cuerpo entero, sala con asientos que podían transformarse en cómodas camas y además contaba con tanques de combustible adicionales para cruzar el Atlántico sin problemas. En fin, toda una mansión aérea tanto para los negocios como para todo tipo de aventuras. Crédito: The Grosby Group
18/21
Comparte

Elvis Presley



El 17 de abril de 1975, Elvis Presley compró un avión Convair 880, que había pertenecido a la flota de Delta Airlines, por una suma de 250,000 dólares, aunque con las modificaciones que le haría después, su costo superó los 600,000 dólares. La nave recibió el nombre de ‘Lisa Marie’ y tenía espacio para acomodar hasta 29 personas.
Crédito: The Grosby Group
19/21
Comparte
Lisa Marie fue personalizada con lujosos dormitorios, una habitación principal con cama queen hecha a la medida, un baño ejecutivo con grifos y lavabo dorados, una sala de conferencia, un sistema de video conectado a cuatro televisores y un sistema de audio estéreo con 52 bocinas. Crédito: The Grosby Group
20/21
Comparte

El Papa Francisco



Debido a que la Santa Sede no posee una flota propia de aviones para los desplazamientos internacionales, el Vaticano opta por alquilar naves comerciales de Alitalia, entre los que se encuentra un Airbus 330-200, que de hecho utilizó para su gira por América. Su precio en el mercado asciende a los 115 millones de dólares.
Crédito: The Grosby Group
21/21
Comparte
A diferencia de las demás personalidades en esta lista, El Papa se muestra más que satisfecho con las características que ya trae el avión comercial. Éste cuenta con 20 asientos en la cabina de primera clase y 263 asientos en la clase turista. El pontífice tiene asignada una fila de primera clase para sí mismo, mientras que su personal usa los demás asientos. Así también, es acompañado por periodistas de las principales publicaciones y cadenas de televisión, quienes viajan en la clase turista. Crédito: The Grosby Group
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés