publicidad

Así es la casa donde vivían los sospechosos del tiroteo

Así es la casa donde vivían los sospechosos del tiroteo

Los medios de comunicación pudieron ingresar al apartamento donde vivía la pareja que se sospecha llevó a cabo el ataque a un centro de asistencia a discapacitados

Casa sospechosos tiroteo en San Bernardino

Los medios de comunicación pudieron ingresar al apartamento donde vivía la pareja que se sospecha llevó a cabo el ataque a un centro de asistencia a discapacitados en San Bernardino que dejó saldo de 14 muertos y 21 heridos.

El encargado del edificio, Doyle Miller, dejó entrar a los periodistas que prácticamente tuvieron libre acceso al pequeño inmueble de dos plantas. 

Las puertas del apartamento en donde vivían los pistoleros es abierta a la prensa Univision


Patricia Vélez de Univision Noticias estuvo allí y mostró imágenes del apartamento ubicado en Redlands, California. En declaraciones a Univision Noticias, Miller definió al sospechoso del tiroteo como "un inquilino normal" y reconoció que "nunca tuve un problema con él" desde que el pasado mayo le arrendó el lugar. En estos meses, según explicó, tuvo un contacto esporádico con él.

Según reconoció, nunca tuvo oportunidad de encontrarse con Tashfeen Malik, esposa de Syed Farook. Pese a que pudo abrir la casa a los medios de comunicación, especificó que aún no ha entrado al garaje, donde la pareja guardaba una gran munición. Afirmó que el FBI le había dado su visto bueno para que entrara a la residencia.

publicidad

Miller añadió que va a tratar ahora de "encontrar a algún familiar para ver qué quieren hacer con los muebles" y que había ido a ver el lugar para ver cómo se encontraba después del operativo realizado allí por las autoridades.

En el apartamento de dos dormitorios y dos baños había regadas las pertenencias de los sospechosos. Esto luego de los operativos investigativos realizados por las autoridades. En la sala se apreciaban documentos con el detalle de elementos incautados por el FBI en la casa.

Pero entre las pertenencias de la pareja había lo que usualmente hay en toda casa: alimentos sobre la estufa y mesa, productos de aseo, documentos personales, fotografías y ropa. En la sala había un tapiz que leía: "Alá es el grande".

La puerta de entrada estaba rota y los vidrios de la cocina también, luego de que las autoridades entraron en la casa bajo fuertes medidas de seguridad, en medio de temores a que estuviese cargada de explosivos.

La casa de los sospechosos del tiroteo en San Bernardino

Asimismo, se tuvo acceso al cuarto de la hija de seis meses de la pareja, quienes la dejaron con su abuela antes de llevar a cabo el ataque. En ese dormitorio estaba aún la cuna con juguetes y libros infantiles. También había en una esquina el monitor de una computadora, sin el disco duro, que habría sido tomado por las autoridades para su investigación.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad