publicidad
Una trabajadora latina

Obama encara la brecha salarial: quiere saber cuánto cobran las mujeres en cada empresa

Obama encara la brecha salarial: quiere saber cuánto cobran las mujeres en cada empresa

La Casa Blanca presenta un paquete de medidas para que las mujeres no cobren el 79% de la media entre los hombres

Una trabajadora latina
Una trabajadora latina

Por Damià S. Bonmatí @damiabonmati y Patricia Vélez @patrivelez

Hace justo siete años el presidente Obama quiso abordar en una ley la desigualdad salarial entre hombres y mujeres. Este viernes, sin embargo, admitió que " queda mucho trabajo por hacer".

En una nueva muestra de hiperactividad antes de dejar la Casa Blanca, Barack Obama anunció un paquete de propuestas para acabar con una dura estadística: una trabajadora a tiempo completo cobra de media el 79% de lo que gana un empleado en el mismo cargo. La brecha es mayor para las hispanas.

Érase una vez la desigualdad salarial Univision


Para conseguirlo, la Casa Blanca pretende monitorear los salarios en las empresas y activar el debate público sobre el asunto.

Una base de datos con los salarios
Se trata, de momento, solo de una propuesta de la Casa Blanca. El gobierno demócrata pretende recabar datos salariales por género, raza y etnia en las empresas con más de 100 empleados.

Y eso no sería poco: la Casa Blanca busca tener así datos de unos 63 millones de empleados y ayudar a que las agencias públicas persigan mejor a las empresas donde haya discriminación salarial, algo prohibido por ley.

Una cumbre para empoderar a las mujeres
Cuando a Obama le queden solo siete meses en el Despacho Oval, la Casa Blanca acogerá un encuentro internacional para buscar soluciones a los problemas que arrastran las mujeres por ser mujeres. Convocará el 23 de mayo a varios departamentos de gobierno y entidades cívicas para debatir.

publicidad

Un llamado al Congreso
Pero, pese a sus esfuerzos desde la Casa Blanca, Obama necesita al Congreso si quiere reformas más a fondo. Pide a los legisladores nacionales que aprueben el Paycheck Fairness Act, un proyecto de ley que modificará una ley de 1963 con el fin de asegurar que ningún trabajador en Estados Unidos sea discriminado a la hora de recibir su remuneración.

De ser aprobada, la ley requerirá, por ejemplo, que los empleadores demuestren que cualquier diferencia salarial se debe a factores que nada tienen que ver con el género.

El mandatario también pidió a los estados que tomen la iniciativa para combatir a la desigualdad salarial, aprobando leyes locales que atajen la problemática, como hizo California en octubre del año pasado.

La primera ley del mandatario se enfocó precisamente en el tema salarial, al firmar en enero del 2009 el Lilly Ledbetter Fair Pay Act, que eliminó el lapso de 180 días que tenían los trabajadores para presentar su reclamo de posible discriminación remunerativa.

Complementando una ley de 2009
La ley lleva el nombre de una mujer que ganaba menos que un colega suyo que hacía el mismo trabajo. Ledbetter demandó a la empresa para la que trabajaba, pero la Corte Suprema falló en su contra argumentando que había caducado el perído para que presentara su reclamo.

Lea también: California amplía su ley de equidad salarial

publicidad

Pueden enviar ideas, críticas o testimonios al autor de esta historia por email (dbonmati@univision.net).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad